Poesia, pensamientos y reflexiones.

El desván del poeta.

Este relato se lo hice a mi hija antes de partir de esta vida (año 2009) cuando la vida se encargó después de tantos intentos de recuperación, de llevársela con el salvador. Sofía ya estaba entre la vida y la muerte y poco se podía hacer.
Un sacerdote al darle la unción de los enfermos me explico y me dio las fuerzas para no vencer y fue quien me ayudo a creer que Sofía era la dueña del cielo.
Nadie tenemos la vida comprada, siempre decimos que los hijos enterramos a los padres, es lo normal o lo que se espera, pero no siempre es así. El único que conoce el destino de cada persona es un ser superior el que nos donó la vida y el que nos espera al final de la partida.
Sofía es y será siempre el amor de mi vida esté donde esté.
Amo a cada niño especial y la docencia de estos niños es muy fuerte para mí, Sofía está presente en quien la lee en su libro que hizo mami por ella.
Ella fue la autora de la olla mágica, que está en mi libro.

Se los comparto

AL DESPEDIRME DE TI:
Al despedirme de ti siento un profundo dolor
Que traspasa mi corazón.
Agradezco a Dios el haberte podido brindar todo el amor y
Cuidados que merecías tener.
Con tu gesto y abrazo me agradecías todo lo que mami hacía por ti.
Y con una simple sonrisa me hacias sonreír.
Eres todo en mi vida hija de mi corazón.
Estaré siempre a tú lado aunque sea en la oración.
No tengo palabras para agradecerte lo feliz que me hiciste en estos trece años de existencia en esta vida. Tú dulzura,, imagen, y todo el amor que me diste, es lo más hermoso que me pasó en toda mi vida!
Sé que algún día Dios nos juntará para nunca más sufrir tanto dolor.
Dios te tiene preparado un inmenso Pabellón, donde reinan las estrellas cuando llegues a su alrededor.
Eres la dueña del cielo donde todo te obedecerán y junto a Jesús y María nunca nada te ha de faltar.
Este es un viaje eterno cargado de mucha ilusión. Tú vas a ser quien desida cuando viajemos de a uno a tú encuentro, si en las manos del Señor, junto a Ti o en algún otro lugar.
Poeta y escritora:
Cristina Revuelta

Visitas: 28

Responde a esto

Respuestas a esta discusión

No existe dolor más grande, para un padre,

que tener que decirle adiós a un hijo;

pues crecemos en la convicción fija,

que son ellos, quienes deberían efectuarlo con nosotros.

Lamento mucho, y me solidarizo con vuestro dolor

Atte. Sir Galahanth 

Se que nada podrá llenar ese vacío,y las palabras suenan extrañas,pero piensa que desde otra dimensión ella te estará mirando,un abrazo amiga --kin

Muchas gracias amiga¡si.lo de y es algo muy valioso para mi las amistades

Responder a debate

RSS

© 2017   Creado por Yoli.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio