Poesia, pensamientos y reflexiones.

El desván del poeta.

El rincón de Noelia

Noelia es una joven y durante todo el año
siente mucho frío.
Encontró un lugar fijo para todas sus
actividades, era el lugar más templado del
hogar. Ahí ella estudiaba, planchaba y a veces no
hacía nada… Pero se calentaba de un lado y del
otro. Cuando venía de la calle, lo primero que
hacía era correr hacia su rincón. ¡Nadie la podía
sacar de ese lugar! tenía pegado a este su sillón,
donde mientras leía o estudiaba, ese calorcito le
era hogareño. Noelia era muy casera y le
gustaba acercarse al calefactor con el mate, el
café y sus libros; cuando sus hijos estaban,
descansando ¡ella ni se preocupaba! Le
interesaba sentirse abrigaba con el calefactor en
su rincón. Los niños tiraban la casa abajo,
ensuciaban, gritaban y ¡hasta se golpeaban! Pero
a Noelia no le interesaba! Ella solo pensaba en
su rincón. Se ponía muy triste cuando debía salir
a estudiar, al médico o a comprar, porque tenía
que abandonar su gran rincón. Cuando iba a la
facultad buscaba algún lugar parecido pero,
aunque era igual, no se encontraba en las mismas
condiciones, ¡porque siempre estaba apagado!
¡Que desilusión! No veía la hora de salir de clase
para llegar a su casa. Fue así como poco a poco
fue dejando la facultad y llevándose materias.
Sentía mucho el frío invernal. Cuando llegaba su
mamá que también asistía a la facultad, ¡qué
alegría le daba a Noelia! Porque la esperaba muy
contenta en su rincón con el mate y las tostadas
para compartir una tarde y toda la noche con los
libros que cada una, debía leer. La abrazaba y le
decía ¡tantas cosas lindas! Ella y mamá eran muy
buenas amigas. A partir de junio en adelante los
meses fueron muy fríos! A Noelia le afectaba
mucho, ya que el clima de su ciudad tan
ventosa era algo insoportable para esta jovencita
tan delgada, comía poco, y sólo lo que le
gustaba. Sus padres se enojaban cuando ella no
13
comía. Pero para papá y mamá era una hija muy
buena con gran sentimiento y responsabilidad,
para colmo dejaba a sus hijas por el frío.
¡Noelia era recobarde!
Un día comenzó a trabajar vendiendo ropa.
¡Que hermoso! Era algo nuevo para ella, ya que
necesitaba dinero para subsistir. Justo el día que
iba a salir a vender con su bolso nuevo le dio por
mirar por la ventana, estaba todo blanco de
nieve. Hacía muchísimo frío, era un 3 de
septiembre del 2010. Estaban re locos los días en
San Luis. Se devolvió a guardar su bolso y se fue de
inmediato a su rincón; qué alegría que tenia
Noelia, todo el día mateando y leyendo en su
rincón calentito. De pronto se le ocurrió una gran
idea: Comenzó a llamar por teléfono para vender
ropa y así se hizo conocer por todo el barrio, le
encargaban distintos modelos de ropa, y así su
pereza la llevó a solucionar estos problemas y
lograr su objetivo dentro de su casa.
Un día se cortó el gas, qué triste se puso
Noelia. No sabía cómo hacer para que le
arreglaran este problema. Las horas se le hicieron
eternas, estaba de mal carácter y todo lo veía
mal. Hasta que se le ocurrió hacer una fogata para
calentarse mientras su mamá cocinaba en una
estufa un rico y sabroso pollo. En ese instante
golpearon a la puerta, era un hombre que
arreglaba el gas, le avisó a Noelia que ya podía
encender la estufa de gas. ¡Qué alegría para esta
joven! Corrió a pagar su fogata prendió el
calefactor, se dio un chapuzón y se fue a su
rincón!
Estaba tan contenta, que al otro día se
levantó muy elegante y salió a vender su ropa.
Pero claro lo hizo en un breve período de tiempo
ya que extrañaba su rincón, le gustaba la plata y
el calor. Porque cuando hace mucho frió no sale
ni a trabajar ya que si necesita comer para eso
está su papá. Pobre viejo querido, ¡trabaja de sol a sol! Para que no le falte nada a ninguno en ese
hogar.
Noelia en su rincón reza por su papá, le pide
al Salvador que lo cuide muchos años para no
salir a laburar. Para ella el frío es muy cruel, y en
su rincón encuentra el calor que necesita para
sentirse mejor.
Ella en agradecimiento le plancha a su papá
la ropa que necesitaba para salir a trabajar,
siempre en ese rincón es donde Noelia encuentra
calor.
Encontrar ese rincón, ¡fue una gran
bendición
POETA Y ESCRITORA:
CRISTINA REVUELTA

Visitas: 220

Responde a esto

Respuestas a esta discusión

Mi nuevo correo Escritorainfantil63@gmail.com

Responder a debate

RSS

© 2020   Creado por Yoli.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio