Poesia, pensamientos y reflexiones.

El desván del poeta.

 

 

Hacía tiempo que su vida parecía haberse serenado, mejor dicho sus sentimientos domesticados…

Muchas habían sido las etapas donde las emociones titilaban….se hacían fuerte…o desaparecían en el vértigo de un carrusel que se resistía a parar.

Pero todo fue inútil: ocultar, razonar, enojarse, lacerar la piel y el alma….todo inútil….

Inútil y definitorio fue cuando Romina vio  caer el rumoroso caudal de bucles sobre la espalda bronceada de Cintia. No pudo o no quiso privarse de saborear el perfume y el brillo que despedían…Descubriendo entonces que todos sus delirios afloraban limpios, sin trabas ni brumas…Intacta fluía en su mente y sentimientos, la presencia de esa mujer…Por una parte la inquietó, por otra  le trajo paz pues así…sin proponérselo y desde su esencia, estaba la definición de su vida.

En este detalle encontraba la fuerza para asumir la responsabilidad de su verdad.

 

Desde aquella tarde ya no pudo mentirse más….debía afrontarlo, o perderse en la bruma de la negación y del fracaso eterno.

Muchas veces y casi con descaro había dejado huellas...que nadie parecía recoger, reconocer o detectar.

Era el momento de afrontar la realidad, especialmente frente a “ella”, su madre…mujer pacata y soberbia…..¡¡Dios que encrucijada!! Asumir y perderlo todo quizás o hablar y…¿¿¿Quién sabe el resultado???

 

Decidió comenzar su odisea con sus más queridos, sus padres…la misión sería difícil, más bien escabrosa, revelar su secreto, esa verdad que ardía dentro suyo, y mostrarla, sin más, ante dos seres cercanos, sangre de su sangre.

 

Aquella noche invernal, la pequeña familia estaba reunida frente a los leños acogedores del hogar…el silencio sólo era interrumpido, de tanto en tanto, por el crujir del fuego…pequeños haces rojizos salpicaban el ambiente…fue el momento en que Romina creyó conveniente…y así, como si continuara una frase, lanzó al aire unas sencillas palabras…

 

    -Quiero compartir con ustedes algo que desde tiempo, alberga en mí, espero que comprenderán…mi atracción sexual, física, emocional, se inclina hacia las mujeres y no hacia los hombres.

 

Percató dos pares de ojos enfilados hacia ella…los soportó sin inmutarse…aguardó…

 

    -¿Qué, nos quieres decir, que eres lesbiana?

 

Así reaccionó el padre, como gritando la pregunta, levantándose y tras pararse frente a su asombrada y asustada hija, que no esperaba esta desenfrenada actitud.

 

Susan, su madre, no emitió palabra alguna, las facciones de su rostro demostraban el dolor intenso, quedó  petrificada, sus ojos se bañaron con lágrimas, miraba a Romina vislumbrando una incógnita que no encontraba salida.

 

La escena pareció invadida de rayos y centellas…no obstante, el silencio era fuerte, denso, profundo; silencio que le dio pie a Romina para reflexionar… ¿Había elegido el momento correcto? ¡No…! lo cierto es que había descargado con la furia de un vendaval su secreto….quizás otras formas hubieran funcionado mejor…Con la mirada intentaba pedir perdón y ¿por qué no?: ser escuchada, comprendida, valorada…

 

El canario, desde la cocina emitió un pequeño trino…parecía comprender la situación, quizás…convertirse en hilo conductor del sosiego.

Todos miraron hacia él  mientras la niña, comenzó a recordar detalles que había sembrado a diario, para alertarlos de lo que estaba pasando en su ser… ¡fueron tantos y muchas veces hasta osados! ¡No obstante, siempre inútiles!

 

Sintió la mirada de sus seres queridos: asolados, brillosos, en fin, ¡Ahora si había sido escuchada!

 

    -Quiero que sepan que   fueron días…meses…años…donde dentro de mí había algo que no encajaba…desde la ropa, el perfume, los modales, las tareas femeninas que sentía impuestas, porque no me seducían. Cuando algún compañero me piropeaba o se acercaba en afán de conquista no me gustaba. Amaba las tareas masculinas y me preguntaba ¿Qué me pasa? Un cosquilleo recorría mi columna, intenté muchas veces preguntarles y siempre me contestaron con evasivas. Me sentía como pez fuera del agua, algo faltaba, otras veces sobraba….lo cierto es que no era feliz. ¿Alcanzan a entenderme? He sufrido y sufro por esta carga que no elegí llevar…pero aquí está latiendo en todo mi ser…

 

La leña estaba convertida en cenizas…el frío latía en las paredes y en los rostros, el reloj dio la media noche…todos de golpe se levantaron y dijeron “buenas noches”. El padre dijo, - Espero tener claridad habiendo dormido…- la madre aprobó con el gesto y todos se fueron de allí.

Romina pese a la escena vivida, estaba aliviada, ahora sabían, mañana quizás podríamos hablar…Mañana…mañana será otro día…

Y llegó la mañana…el desayuno congregó a la familia…no obstante de estar servida la mesa, nadie probó bocado, la tensión era factible de sopesarla en el aire…Romina intentó balbucear unas palabras pero su padre se adelantó, y con un dedo apoyado en sus labios, la miró con tristeza…

     -No digas nada más hija, no es necesario, ya entendimos…tu revelación ha echado por el suelo todas nuestras esperanzas, arruinaste tu vida y por consecuencia la nuestra, que dolor…

     -Muy por el contrario, papá, soy feliz, ¡¡muy feliz!! Y quiero compartir con ustedes mis inquietudes, mis sensaciones, mi felicidad, no me rechacen, solo les pido que me acepten como soy.

    -Imposible- expresó su madre- no es verdad, esa que habla no eres tú, te desconozco, ¡¡¡ya no eres mi hija!!!- y rompió en un ataque de lágrimas que desgarraron el corazón de Romina, quien se levantó y trató de abrazarla, pero su padre lo impidió…

    -Vete de esta casa, no podemos soportar tanta tristeza…tu presencia nos hunde en la desesperación, ¿es que no lo entiendes? Sal ya de nuestra vista, ¡¡¡desvergonzada!!!

El tiempo sumió a la casa en una tristeza desbastadora….mientras Romina intentaba por todos los medios de encontrar las formas de entablar nuevamente los lazos. La madre solo gastaba sus horas y llantos viendo telenovelas…hasta que un día un afamado estudioso tocó el tema abordándolo con  riqueza visual y conceptual.

Parecía que toda la mochila de dolor y angustia, se disgregaba  frente al embate del conocimiento…poco a poco se le abrió la mente y el corazón…y se preguntó si era licito lo que habían hecho con su hija, sin razonar, sin escuchar, sin investigar y por sobre todas las cosas sin dejar entrar el rayo de amor que les permitiera obrar sin prejuicios… ¿dónde estaría en ese momento ?... ¿correría peligro?

Esperó con impaciencia que llegara su esposo y ansiosa le contó lo escuchado y visto…lo que la había hecho reflexionar….El esposo, pasó de negarse a escucharla, hasta derramar las lágrimas que por tanto tiempo habían estrangulado su garganta…se abrazaron bañados en lágrimas…esperaron los chicos y con una sonrisa les dijeron que admitían haber cometido un error…

    -¡Al fin! - dijo Roberto, el hijo mayor… Y aplaudió Claudia, la menor, que dijo emocionada y feliz…

    -Gracias papis por abrirse.

    -Sí, ahora falta encontrarla…con felicidad y al unísono respondieron:

    -Nosotros sabemos pues la vemos a diario- y partieron en su búsqueda para poder establecer nuevamente la familia frente a este nuevo panorama.

Epílogo

La búsqueda del ser…encontrarse a sí mismo…no dejarse vencer por el que dirán…levantarse una y otra vez a pesar del dolor que arde dentro de uno…levantar la frente y seguir el derrotero fijado…contra viento y marea…

Estas y otras sensaciones fluían en la mente de Romina; la hermosa vivencia quedó grabada  en su corazón…reencontrarse con su familia, recibir cariño y el ser aceptada como es ella, llenó de regocijo todo su ser.

||||||||||||

Autores

María de los Ángeles Roccato (Argentina)

Beto Brom (Israel)

|||||

*Registrado/Safecreative N°1812019220060

*Imagen de la Web

 

 

Visitas: 55

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Poesia, pensamientos y reflexiones. para añadir comentarios!

Participar en Poesia, pensamientos y reflexiones.

Comentario por Beto Brom el diciembre 7, 2018 a las 7:29am

Comentario por Beto Brom el diciembre 5, 2018 a las 7:14am

Que orgullo ser acreedores de tal reconocimiento.

Un millón de gracias, querida JOSEFA.

Van en camino sendos abrazotes para ti....

Comentario por Josefa Alcaraz Martínez el diciembre 5, 2018 a las 3:27am

Comentario por Beto Brom el diciembre 4, 2018 a las 7:36am

Que grato ser acreedores de vuestras cálidas huellas, queridos amigos...

ENRIQUE, NELSON, MARÍA BEATRIZ, EMERSON, DAVID, CRÍSPULO, CELESTE.

Ambos les enviamos un enorme...

Comentario por Enrique Nieto Rubio el diciembre 3, 2018 a las 7:20pm

os felicito a los dos por este hermoso escrito que unos padres oc tinados, negaban, el amor de su hija por motivo de sexo,en pareja de igual sentido, 

bueno es que rectificaran estos padres,  cada uno es como es y eso no deve de cambiarse y menos por la fuerza..

medio mudo esta todavía en pañales, sobre las parejas del mismo sexo, y son condenados a prision por estas leyes asquerosas que tienen, 

gracias libertad y amor sexo libre -. 

Comentario por NELSON LENIN el diciembre 3, 2018 a las 2:37pm

Espléndido dueto de dos plumas consagradas que a través de sus versos nos van demostrando como vamos despejando muchas dudas y tabúes que hoy ya son historia y de acuerdo a las creencias debemos ceñirnos a las reglas universales, muy buen trabajo que aplaudo y felicito a la distancia 

Comentario por Maria Beatriz Vicentelo Cayo el diciembre 2, 2018 a las 2:45pm

¡Un maravilloso relato con un gran mensaje mis queridos amigos!

Los tabúes ya son antiguos, felizmente que estamos en una era donde la mente está abriéndose poco a poco, porque nadie eligió lo que es, nadie pidió su opción Dios sabe por qué nos hizo así y el hombre NO DEBE JAMAR PRONUNCIARSE CONTRA LO QUE DEESIGNA EL SEÑOR!!

Miles de gracias y Felicitaciones por este grandioso relato!!

Besos mi lindo Beto..

Comentario por Emerson Trujillo Tovar el diciembre 2, 2018 a las 1:22pm

Cruda realidad que miles callan... Que afortunada fue Romina a pesar del dolor que causo la desnudez de su ser.

Un abrazo para ambos

Comentario por David de Rueda Piera el diciembre 2, 2018 a las 12:39pm

Mis estimados María de los  Ángeles y Beto Brom: Vuestra aportación es muy valiente. Y sí, hay que aceptar una realidad a la que no se le puede dar la espalda. Somos muchos los que tal vez no lo entendamos, pero que existe, y que tan solo Dios sabe el porqué... Absolutamente nadie es quien para juzgar. Mi respeto más absoluto a estas personas que aman profundamente a otras del mismo sexo. Nadie está autorizado a se juez en estos casos.  Mi felicitación más sincera por la valentía que habéis tenido. David.

Comentario por Críspulo Cortés Cortés el diciembre 2, 2018 a las 10:44am

Una hermoso y didáctico relato a dos manos de la estimada poetisa Angeles Roccato y del genial poeta Beto Brom.

Un placer su lectura:

Críspulo Cortés Cortés

El Hombre de la Rosa

© 2018   Creado por Yoli.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio