Poesia, pensamientos y reflexiones.

El desván del poeta.

COMPARTIENDO RECUERDOS (relato)

Jamás se me ocurriría regalar, donar o intercambiar cualquiera de las mil y una cosas que tengo rodeándome en mi claustro. En las paredes de mi vida, encerrada a voluntad entre recuerdos, se puede apreciar el marasmo de obsequios que me ha donado el universo irrepetible del que he gozado durante esta larga existencia.

El más preciado de todos es una tabla grabada con la palabra Profesora. Esa me la entregó un desquiciado, oficialmente jubilado por loco, al que defendí con mis garras bien afiladas de la pelea a muerte en la que tuve que intervenir con las autoridades sabias de este mundo cruel. En su cuarto de locura, en sus frágiles momentos de lucidez, y durante un par de horas infinitas, grabó mi nombre sobre maderas de puro agradecimiento, y me asignó el sagrado título de profesar con fe la divina tarea de ser maestra.

Maestra que profesa el deseo de impartir la sabiduría, y siembra y engendra y pare discípulos para la luz. Maestra que intenta apartar las sombras y poner paz en el caos de la vida. Ese caos que inunda y asfixia y ahoga y no deja seguir rumbos de flores, trinos y aleluyas en esa energía flotante en a que todos estamos sumergidos.
Miro a mi alrededor, y me río a carcajadas, aguantando tanto dolor en la barriga cuando me doy de narices con los dientes de una piraña que tuvo la mala suerte de caer en mi carnada, allá por el Amazonas, sembrada de lodo, con el fondillo mojado, en mi afán por despertar a la vida, adormecida de quimeras y voluntades de hierro fundido en las travesías infinitas por las que me introduzco intencionalmente.

Recorro los pasillos de mi claustro al compás de los cantos de las once mil vírgenes y una más, entre el llanto de los monjes gregorianos con voces afeminadas, y la ilusión encontrada entre libros o retablos de Mantenga.
Cargo en mis manos un cántaro de bronce con grabados musulmanes, obsequio de aquel novio turco que me amaba tanto, y me quiso comprar con túnicas de sedas y alhajas de todos los colores, con perlas en cofres de mármol, con marfil y turquesas, con grabados en la piel que aún no puedo borrar, aunque han pasado más de cuarenta lustros de medias lunas y soles ardientes en los brazos de otros hombres.
No me puedo deshacer de nada de lo que me rodea, me parece que hacerlo es traicionar las huellas que me persiguen encadenadas a mis pies, casi muertos de la artritis que me ronda los huesos.

Sí, porque mis pies están muertos. No los siento, decidieron quedarse fuera de mi cuerpo, en alguna de esas rutas llenas de letreros de neón fluorescente, cuando caminaba a pasos muy cortitos imitando a una geisha, sólo para complacer a un amigo y darle felicidad, acomodándome entre las heridas viejas que le causó un calabozo. De ese amigo guardo un tejido blanco y rectangular para arropar al hijo que no tuve, porque se fue en remolino por las aguas negras de un hotel en California, luego que se me reventara el vientre y la esperanza.

Cómo podría deshacerme del Gallo disecado que le arranqué al mueble de la habitación de mi padre, el día de su muerte. Pobre padre: le gustaban los animales disecados, y ese gallo lo había peleado en el redondel de la vida hasta que un día, por viejo, le explotaron los ojos y la casta de plumajes roja era el trofeo al corazón del valor y la bravura. Con el gallo no hago tratos, lo tengo de frente para que me anime a seguir mis rutas. Aún dentro de la más fuerte de las tentaciones, sus ojos huecos me recuerdan que se pelea hasta la misma muerte.

Creo que por hoy no terminaré de contabilizar los recuerdos de dientes y plumas, con ellos, como equipaje, trataré de cruzar la línea del umbral flotante que espera al final de las horas que conforman la eternidad.

Carmen Amaralis Vega Olivencia
www.carmenamaralis-vega.com.ve

Visitas: 20

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Poesia, pensamientos y reflexiones. para añadir comentarios!

Participar en Poesia, pensamientos y reflexiones.

Comentario por Carmen Amaralis Vega Olivencia el marzo 28, 2020 a las 3:25pm

Cierto , mi querido amigo Hugo, cada objeto es motivo de inmensas manifestaciones de la vida, cuanto valoro cada cosa. Te deseo un saludable desayuno y un día glorioso, cuídate. acá en cuarentena hasta el 15 de abril. Amaralis

Comentario por Carmen Amaralis Vega Olivencia el marzo 28, 2020 a las 3:23pm

Críspulo, amigo mío, GRACIAS, por tan inmenso adjetivo, bendiciones, Amaralis

Comentario por Carmen Amaralis Vega Olivencia el marzo 28, 2020 a las 3:23pm

Celesta, mi niña bella, para mí sería una alegría muy grande recibirte en mi casa, bendiciones, amiga, Amaralis

Comentario por Carmen Amaralis Vega Olivencia el marzo 28, 2020 a las 3:21pm

Waooo, Josefa, que tarde te mantienes despierta, yo a las 10 pm ya estoy roncando, mi niña, muchas gracias por tan hermosas palabras, bendiciones, Amaralis

Comentario por hugo el marzo 28, 2020 a las 1:01pm

¡Qué interesante lo que compartes, Carmen Amaralis! En cada objeto hay recuerdos y en cada recuerdo habrá diferentes sentimientos que se agolpan por salir a dar tu testimonio. Agradezco tu generosidad para con todos tus compañeros de camino en las letras. Abrazonrisas de mono y mis deseos de que este día seas tan feliz como has deseado. Yo acabo de incorporarme de mi lecho y procederé a preparar lo que será mi desayuno. Luego habré de organizarme para salir brevemente a la calle para adquirir algunos alimentos en el marco de una cuarentena que se prolongará varios días más y pone a prueba varias virtudes esenciales del Ser Humano. 

Comentario por Críspulo Cortés Cortés el marzo 28, 2020 a las 8:42am

Como maestra estimada Carmen

Comentario por celeste hernandez el marzo 28, 2020 a las 6:13am

Hoy visite tu estancia y pasee por tan multiples y variados y trofeos que la vida te ha asignado,No , no debes olvidarlos y donarlos menos y si acaso lo hicieses un día sería a un museo que se llamara "Paseando por el mundo de Carmen AMARALIS". .Acompañado de la Anecdota que te hizo acreedora a tan objeto...yo digo...quizas...tal vez fuera posible viajar asi contigo a ver tal museo.Gracias leerte me emociona la vida misma.Celeste.

Comentario por Josefa Alcaraz Martínez el marzo 28, 2020 a las 3:26am

Amada Amaralis, para mí son valiosísimos y muy agradecida por que son experiencias de vida que gentilmente compartes con todos nosotros.

Son casi las 3,30 de la mañana, ya tenía que haberme retirado hace algún tiempito del día de ayer...

Gracias corazón bondadoso

¡Bendiciones!

Comentario por Carmen Amaralis Vega Olivencia el marzo 28, 2020 a las 1:29am

Muchas gracias Josefa, me gustaría saber qué piensas de estos recuerdos que comparto con ustedes, mis amigas y amigos, bendiciones, Amaralis

Comentario por Josefa Alcaraz Martínez el marzo 28, 2020 a las 1:18am

© 2020   Creado por Yoli.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio