Poesia, pensamientos y reflexiones.

El desván del poeta.

Aprendí que...

aunque el miedo hiele mi corazón

y que haya palabras que gritar no me atrevo,

soy yo quien decido y hoy vocifero: ¡¡YO PUEDO!!

Aprendí a sacar de mi mente la insensatez

y a dejar entrar sin ningún reparo a la razón.

Aprendí a gobernarme desde mi interior

y a colorear mi vida de distinto color.

Dejé de maltratarme a mi misma

cuando aprendí que nadie me amaría mejor que yo.

Tuve que aprender a quitarme los lastres y las cadenas

que me impedían avanzar...

Aprendí que a pesar de las alegrías y penas

soy yo quien decide ser feliz o infeliz.

Que nada ni nadie tiene derechos sobre mí

soy yo la que rige mi porvenir,

sólo yo doy órdenes a mis pies

para seguir, para continuar...

Así que déjame decirte que tú,

¡Si tu! no tienes el poder absoluto sobre mí

ni todo aquel que espera mi caída.

Soy yo la que rige mi caminar

y yo voy con todo para ganar.

Aprendí a que un mal amor no hará que deje de creer en el amor

que un mal momento ya no hará mella en mi interior.

Digan lo que digan o hagan lo que hagan

eso ya no es importante para mí...

pues aprendí a defenderme

a ser más dura pero...sin perder mi esencia.

Y aunque no lo creas sigo siendo la misma

pero hoy cuido mi corazón a conciencia, 

pues ya no es mío es a Dios a quien hoy le pertenece.

Aprendí a ser selectiva y también decisiva

hoy soy cruel si se requiere

soy fría con quien me lastima

e indiferente con quien no me quiere.

Hoy ya no espero a quien no quiere continuar

ya no busco a quien evita mi mirar...

Evito a toda costa que dañen mi interior.

Aprendí a que por más cizaña

y que por más veneno que quieran infiltrar

si yo no lo permito nada de eso hoy me daña

ni lograrán quitarme mis alas para volar.

El miedo existe aún

pero no permito que me inmovilice

hoy lo uso como balance para no perder la dirección

y como combustible para encender el motor de mi corazón.

El camino que me falta por recorrer

no es fácil ni sencillo, ¡eso lo se!

Pero con la fuerza y el valor que he adquirido

sé de antemano que lo lograré...

Dios pagó mi vida con sangre

y me toca a mí defenderla al precio que sea.

Se que el cielo es todo mío

y que a pesar del calor o frío

tengo que tomar impulso desde el suelo

para poder remontar con todas mis fuerzas mi vuelo....

 

Por : Leti M. Fabián

Visitas: 181

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Poesia, pensamientos y reflexiones. para añadir comentarios!

Participar en Poesia, pensamientos y reflexiones.

© 2020   Creado por Yoli.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio