Poesia, pensamientos y reflexiones.

El desván del poeta.

¿Cómo se puede dejar de querer cuando se quiere tanto?

Durante mucho tiempo, nuestro camino estuvo repleto de preciosas y llamativas rosas rojas. Su perfume embriagaba el aire con un intenso aroma. Respirar mientras caminaba cogido de tu mano, no era sino, atravesar el cielo, el paraíso, o el edén… Mis ojos se deleitaban en observar el inmenso rojo aterciopelado de aquellas lindas flores, mientras que a su vez, mi piel se estremecía al notar el contacto con la tuya. Todo estaba rodeado de felicidad, y para colmo, para mayor felicidad si eso era posible, estaba tu sonrisa. Limpia, fresca, radiante y a la vez, tan sensual. Verte sonreír era como penetrar en una espiral de inagotables y mágicos sentimientos logrando, que fuertes emociones estallaran en mi interior como una hermosa cascada de fuegos artificiales…

Me sentí durante todo aquel tiempo tu prisionero, y qué más daba. Atrapado en tu hermosura me sentía como el más intrépido de los aventureros, dispuesto a cruzar mares, montañas y hasta escalar en busca del planeta más alejado, cualquier cosa valía la pena si el resultado era estar a tu lado.

Aunque lo importante, lo verdaderamente importante, no era cruzar esto o lo otro, o ir de aquí para allá, lo verdaderamente importante, era estar a tu lado fuera de la forma que fuera y costase, lo que costase. No importaba el precio si la recompensa eras tú.

Mi querido… mi fiel amigo amado… me he sentido, aunque haría bien en decir que, me sigo sintiendo, esclavo de mis propios deseos, de esos que en cada instante del día, te recuerdan, te anhelan, te desean con tanta impaciencia, con tanto ímpetu, que por un instante, creo que voy a enloquecer, si es que no estoy loco ya, pero si es por el amor que siento hacia ti, qué más me da que me llamen desequilibrado, maniático, o como quieran llamarme. Al fin de cuentas, algo de razón tienen pues estoy, loco de amor por ti.

Mi corazón palpita con desesperación, mi alma se reblandece esperando una caricia tuya, hasta creo que, con una simple sonrisa, sería más que suficiente para estabilizar mi ajetreado interior…

Cuando te conocí, el amor acababa de ser parido con tu forma, y esa forma, se me entregaba a mí…

¿Cómo se puede dejar de querer cuando se quiere tanto?...

Quizás alguno de los que leéis esto tengáis la solución.

Desde luego, yo no...

Jose Perales

Visitas: 439

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Poesia, pensamientos y reflexiones. para añadir comentarios!

Participar en Poesia, pensamientos y reflexiones.

Comentario por celeste hernandez el abril 30, 2015 a las 7:30am

CREO QUE NO HAY RESPUESTA, GRACIAS POR COMPARTIR TU SENTIR CELESTE.

Comentario por Gina Di Benedetto el abril 27, 2015 a las 3:50pm

Guau preciosoooooooo

Comentario por Enrique Nieto Rubio el abril 24, 2015 a las 6:34pm

PRECIOSO ESCRITO DE AMOR  TE FELICITO AMIGO, UN SALUDO EN LA DISTANCIA. 

Comentario por SENDA el abril 24, 2015 a las 7:53am

Comentario por Jose Perales el diciembre 17, 2012 a las 6:34pm

Me siento tremendamente orgulloso de estar aquí. Compartir con vosotros mis relatos es un verdadero placer y a la vez, es también una forma de amar, distinta, pero de amar al fin de cuentas.

Soy consciente que hay mil y una formas de amar, y estar aquí y leer vuestras repuestas a mis escritos, es como sentirse arropado bajo los brazos de un fiel amigo, de alguien que te quiere y que al mismo tiempo, disfruta de tu compañía. Así que debo al menos, ser honesto por ese inmenso cariño que recibo de vosotros en cada ocasión que aparezco por este rincón, y daros las gracias, pero no por ser políticamente correcto, sino porque lo siento en el alma.

Y como imaginaba, al igual que yo, la mayoría de vosotros no tenéis la respuesta a la pregunta que formula el escrito. Y es que sinceramente creo, que cuando se quiere desde lo más profundo, es imposible apagar esa llama. Con mucha razón alguien en su momento dijo que; en lo relativo a los sentimientos, nadie es dueño.

Gracias de nuevo por vuestras cariñosas y amables palabras que no me cansaré de decir, me hacen crecer como persona y como escritor.

Un fuerte abrazo de los de verdad.

J.P.

Comentario por Matoca el diciembre 17, 2012 a las 11:40am

No, yo tampoco tengo la solución a tu locura de amor porque también soy presa de ese loco arrebato y me parece imposible dejar de amar.

No quiero repetirme pero me gusta mucho leerte Jose, saludos amigo.

© 2019   Creado por Yoli.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio