Poesia, pensamientos y reflexiones.

El desván del poeta.

Hoy como cada día al despertar, miré a través del cristal

que frágil se quiebra, buscando respuestas que den sentido

a mi propia existencia. Hoy retornan las luces y las sombras

que se funden en la noche taciturna, dibujando mi imagen

en el espejo de mi memoria, recordándome que nací siendo libre,

libre para elegir, libre para vivir prisionero de mi propio destino,

recordándome que, nada traje a este mundo, nada de él me llevaré,

tan solo lo guardado en el baúl de mi subconsciente,

y el recuerdo de lo vivido, conmigo llevaré…

 

Cuando llegue al final de mi camino, y el tiempo

de mí destino escrito quede entre las páginas

que, silenciosas yacen en el atril de mis pensamientos,

consumando el ultimo capitulo, de nuevo caminaré

en el vacío de la nada, por el oscuro túnel

que me lleva a la luz, y cruzaré la puerta que antaño

el destino me negó, sin miedo a volver atrás,

sin pena ni gloria, antes mis ojos, toda mi vida pasará.

Nada quedará en la memoria de aquellos que nunca conocí,

tan solo mi huella sellada quedará, en el recuerdo

de aquellos que un día, caminando, camino compartí,

huella que el polvo del olvido, en el tiempo cubierta quedará.

 

Cuando ya no esté entre vosotros, cuando sientas

mi voz en el viento, y sientas añoranza, con fuerza

cierra tus ojos, me hallarás en el firmamento

de tu corazón, donde yo siempre viviré en tu recuerdo.

 

Cuando ya no esté, no llevéis flores muertas a la

tierra que acoge en su seno las cenizas de los

restos mortales que me retenían en un mundo

que nunca fue mío, ni las reguéis con vuestras

lágrimas, porque mi vida comienza,

donde termina mi camino y por fin,

seré libre para volar…

 

Cuando ya no esté - © - Copyright - duende.

Visitas: 52

Los comentarios están cerrados para este post

© 2016   Creado por yoli.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio