Poesia, pensamientos y reflexiones.

El desván del poeta.

Cuando yo haya partido

Es tan poco lo que he sembrado y tan mezquino lo cosechado que me siento inconcluso.
He llegado al final, entre ambiciones desbaratadas al menor fracaso, 
en ilusiones mancilladas de dolor y en los sueños rotos al despertar a la realidad
de un mundo mezquino, teñido de miserias, carencia do de amor.

En vanas promesas jure ser feliz y necesité de ti para cumplir mis sueños.
Es tan poco lo que puedo dejarte, que hoy, como antes me duele tu dolor,
me hiere tu resignación, me rosa la piel tu pobreza y en tu lagrima lloro pesares y angustias.

Cuando parta, estarás sola asiéndole frente a la soledad,
extrañándome, buscándome por los tibios rincones de tu alma.
Por laberintos de entretejidos pensamientos, entre la rabia y la desazón.

Cuando parta, dejare en tu pelo rosas frescas inundadas de roció, Y
en cristalinas gotas humedeceré tus labios y en tu boca, Injertaré jazmines blancos para alumbrar tus días.

Quedaran en ti, en tus manos y en tu corazón parte de mí, parte de lo que fuimos. 
Y en retratos de imágenes bellas me retendrás perpetuo, plural, semejante y frágil. 
Y en cada mañana olerás la almohada hurgando la cama, ansiosa entre las sabanas, delataras tu deseos..Buscándome, te abrasaras a ella sintiéndome latir, aspirando tu cuerpo,

recorriendo sinuosas fronteras que ya nos separan en una breve tregua, hasta que decidas venir por mí.

Cuando yo no este, quedaran en repetidas palabras versos fatídicos y poemas de amor. En un prolongado y extenso cuento guardaré del olvido nuestra historia para que no me olvides, para yo esperarte.

Cuando parta, volverán las lluvias y vendrá el frío, se apagaran las brasas, menguaran las llamas y te sabrás vacía, mitad de lo que fuimos, mitad de lo que queda. 
Retornara el hastío asiendo mellas en tu corazón y en descarnada nostalgia me arrastras a ti para poder sentirme para saberme vivo en el desván de tu memoria.

Cuando yo haya partido, te enojaras contigo, lamentaras silencios, liberaras ternuras y querrás tenerme, te arrepentirás de enojos y te sabrás culpable de pequeñas cosas.

Tarde te darás cuentas, cuanto más, pudimos amarnos.
Te he dejado poco, has querido tanto en este breve tiempo en que anduvimos juntos entre fracasos y olvidos, que en tontos rencores postergamos risas y escondimos miedos de viejos temores.

A pesar de todo llegaba la noche, confusa y piadosa se dentando rabias, apaciguando dolores. Y en la dócil calma de la reconciliación nos entregamos sin miramiento al dolor sublime de sabernos amados,

Entrelazados cuerpos mordiendo silencios, bebiendo sudores rectaban el lecho inundado de amor 

Sin que tú me veas, andaré entre las cortinas, por detrás de los cuadros y de viejos espejos.

Despintando paredes, abriendo candados hurgando en tus cosas. 
Voluntarioso y servil, cansado de desgano guardaré por ti las cosas perdidas, las palabras ausentes y el libro leído. Y la falda tirada a los pies de la cama, acercaré la silla hasta tenerte cerca, para cuidar tus sueños y velar tu noche, 

Morderé en la calma de mi soledad, tus labios resecos de repetidas pesadillas.

Dormiré en la alfombra donde hicimos el amor y recorreré tu cuerpo sin que tú lo sepas, como lo hacía antes cuando apretabas los labios para no delatarte escondiendo sentimientos y ocultado placeres.

Tonto y resignado, atrevido y ansioso, padecía, reclamando de ti, tan solo una palabra, una breve caricia, un insinuante movimiento de un fingido orgasmo para saberte mujer, esposa y amante, compañera y amiga de viejas batallas,

Cuando ya no este, te dolerá la risa, te angustiaran las lágrimas y sentirás rabia por haber callado.

Y sabrás que es tarde para volver a amarnos como yo lo quise, como tú querías y no te atreviste. 
Cuando yo haya partido dejare mis huesos, mi alma maltrecha, mis malas costumbres y las desesperadas ganas de saberme amado. 
Te sangrará la boca ansiosa de besos, y tu corazón liberara una lágrima tenida de amor….

RolandoBerbel

Visitas: 244

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Poesia, pensamientos y reflexiones. para añadir comentarios!

Participar en Poesia, pensamientos y reflexiones.

Comentario por Josefa Alcaraz Martínez el marzo 10, 2015 a las 2:43pm


Para mí la muerte no existe, es una invención humana.
Yo no siento ausencias, si presencias.

Ellas me acarician y me besan dulcemente en todo momento que llegan.

"acercaré la silla hasta tenerte cerca, para cuidar tus sueños y velar tu noche".

Más cerca estarás con ella.

Comentario por Iris del V. Ponce P. el marzo 10, 2015 a las 11:15am

Rolando...

Sentimientos que viertes en este papel llamado vida, sin saber qué sucederá cuando partamos.

Es tan poco lo que podemos hacer, es tanto lo que podemos dar en vida y a veces la desperdiciamos en pequeñas cosas que no dejarán ni llenarán esas expectativas que nos llevaremos cuando ya nos toque partir de este mundo terrenal.

Por eso es que mientras aún estemos aquí debemos tratar de recomenzar y componer lo que creemos no está bien y amar, sentir, tocar y palpar lo hermoso de la vida.

Tu relato es hermoso, nostálgico sentido, lleno de tanto sentimiento que se queda con uno y quisiera gritarte... "toma a esa mujer y hazla tuya con toda tu alma, dile cuánto la amas y haz que por primera vez en su vida explote de sensaciones y viva a plenitud lo que es amar.

Resalto este pedacito de tu escrito que me llegó al alma...

"

Sin que tú me veas, andaré entre las cortinas, por detrás de los cuadros y de viejos espejos.

Despintando paredes, abriendo candados hurgando en tus cosas. 
Voluntarioso y servil, cansado de desgano guardaré por ti las cosas perdidas, las palabras ausentes y el libro leído. Y la falda tirada a los pies de la cama, acercaré la silla hasta tenerte cerca, para cuidar tus sueños y velar tu noche".

Gusto leerte.

Comentario por Fransisco Garrison Carter el marzo 10, 2015 a las 2:50am

Un poema bello pero fuerte, profundo, lleno de melancolía con pinceladas de desazón y un ansia desbordada de prolongar, de vivir y recuperar. Un canto al amor con sus aristas de crudeza y de sentimientos encontrados.
A veces pareciera no nos da la vida para enderezar y recuperar de alguna forma lo andado, aunque siempre nos acompaña la llama de esperanza, ese hálito de fuerza que nunca muere.
Un gusto disfrutarlo.
Mi saludo con afecto

© 2020   Creado por Yoli.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio