Poesia, pensamientos y reflexiones.

El desván del poeta.

DIOS MÍO ILUMINAME

               

 

Dios mío ilumíname los pasos seguir, no permita que la fatiga doblegue mi espirito ni la fe decaiga, permítame tocar la arcilla, moldearla con las manos del alfarero, necesito ser el escultor, de las mil y una maravilla, tener en mente la musicalidad de las notas, bailar con la locura de quien suspira, necesito tener ese aire de melodía, el ejercitar de la , hallar el ángel de la innovación, tener algo más que un sueño, al incurrir en el genio de la ficción, el predecir de intuir la vida entender cada una de sus jugadas para hallar el drible y supurar con creces para no saborear nunca la derrota, perder me surtió de efectos para vencer los defectos ya con el transcender por salir adelante, adelantarme con mi pensamiento cada paso del mañana en todo su esplendor fantástico…

                Deseo intervenir en la materia con mi análisis emperico, profundizar en cada uno de sus ramos con deleite, gran precaución en prevenir escalando posiciones con el aprender del denotado saber cómo alumno para llegar a la cumbre de todo maestro para enseñar con conocimiento y causa como lo hacen los grandes catedráticos ya con la sabiduría y reflexión por ganar adeptos que sigan mis huellas y den un paso al frente por quererme superar.

Tener el arte de un ángel en mis manos, halar el concierto de la química en todo su esplendor, tener el hechizo de un alquimista por experimentar sus efectos y causa, el embrujo de todos los brebajes para entender el mundo de los inventos, porque el hombre es guerrero, de luchas calladas, silenciosas combatiendo los reveses, loas ideales contrarios, las contradicciones negativas, rebatirlas hasta hacerlas positivas, convenciendo, jamás retrocediendo.

Jamás se es perdedor, si la insistencia es combativa, si hay propósitos férreos para no quedar estandarizado, relegado en el fondo abismo, siempre hay que tener una carta bajo la manga, un as que nos indique saborear el triunfo, sin mirar cuantas veces la derrota toco la puerta, es mejor dejarla entre abierta en doble vía, para darse un lugar, apreciar y corregir los errores en detalle hasta hallar paciente el conocimiento y el haber.

La fe en Dios, en sí mismo, los baches, zancadillas, caídas, derrotas son el aprendizaje de ir de superación en superación hasta consagrar la técnica luego de ir consignando paso a paso cada una de sus ejecuciones en idóneas instrucciones, innovando lo realizado en el ayer.

Unir el corazón con la razón y construir un puente que nos lleven de la mano con el alma, como de tener de aliada la conciencia con las virtudes y la ética como la base de principios que cualifiquen el carácter, la veracidad siempre con los rieles paralelos de la verdad y la franqueza, con ese aire de sinceridad para moldear el personaje con dones idóneos que de fe,  de cada uno de los actos por izar la rectitud siempre en línea recta, con la balanza de la justicia equilibrada para juzgar, ser juez y no verdugo si salvaguardamos las buenas costumbres por ser en verdad creíbles.

Sentar los verdaderos cimientos, construir fuertes bases como la estructura de cada uno los retos, metas trazadas, ideales concebidos con la fuerza y energía, poder y fuerza con el motor puesto a tope con su inercia medida, necesaria para avanzar, bien sea individual o en equipo, buscando un punto de apoyo para equilibrar las fuerzas, equiparar el éxito, en conjunto para expresarlo en mejoramiento continuo, a prueba de fallas, siempre con la solución al instante y con eficiencia real, tener a mano lo preventivo, correctivo para que el tiempo no nos acuse de displicencia de un inexperto, sino de un propulsor con intuición listo a ganarle a los problemas con soluciones eficientes de una buena administración.

Necesito concebir la luz, brillar con luz propia, ir de la mano del creador y de la felicidad ser un verdadero hermano del amor, un amigo inseparable siempre en comprensión, que me asista la paz del buen genio, la armonía sea mi aliada para limar asperezas, no permitir que odios fantasmas ronden a mis espaldas, es necesario tener las armas de la clarividencia pacifista, tener el ángel diplomático para unir las diferencias por un mismo riel, uniendo, sumando, multiplicando jamás dividir o separar, esa es mi convicción para este nuevo año 2018.

La felicidad, el amor como la unión de formar un hogar, de tener una gran familia en el ámbito literario, será mi prioridad, el primer paso en hacer feliz para hallar en mi alma gemela la tierra prometida, quiero abrir el surco del buen labrador, echar la mejor semilla, verla germinar, plantar en ese paraíso el mejor árbol para cosechar el buen froto de acá en adelante.

 

 

LEO FRANK PARK

LUIS FRANCISCO PARDO HUERTAS

Derechos reservados de Autor

Colombia 14-01-18

 

 

 

 

Visitas: 444

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Poesia, pensamientos y reflexiones. para añadir comentarios!

Participar en Poesia, pensamientos y reflexiones.

Comentario por Enrique Nieto Rubio el enero 15, 2018 a las 7:36pm

buen escrito amigo te felicito 

saludos . 

Comentario por Josefa Alcaraz Martínez el enero 15, 2018 a las 5:44pm

Comentario por celeste hernandez el enero 15, 2018 a las 2:11am

Le pedmos a Dios iluminación cuando el Jamas nos deja en tinieblasEL  quiere entra a tu casa corazón y vida sigueinedo sus mandamientos y preceptos, quiere estar contigo en tu casa bendiciendote a ti y a los tuyos y en todas y cada una de las casas de tus seres qeridos sobre todo en aquellas donde la fe se a alejado o se a perdido, Jesús su hijo te acompaña el el recorrido hacia la santidad ...en el nombre del padre del hijo y del espíritu santo amen.

© 2020   Creado por Yoli.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio