Poesia, pensamientos y reflexiones.

El desván del poeta.

 

 

Solo pido tu dulce mano para entrar por las puertas

de tu mundo con trazos de agua celeste y corales.

Acariciar el durazno zurcido en tus palmas gruesas

y al envés de este paisaje, dulcísimo néctar, azúcar morena,

de su sostén dependen las variables en la excéntrica legua,

cuatro estaciones donde eres mi primavera perfecta.

 

Escucha cantar el gallo al fondo de mi palabra que te nombra.

No me incumben ni pregunto por las cuestiones de la nieve

solo quiero saber donde posan las golondrinas su aleteo migrante,

en las pérgolas de tu escote o en que balcones de tu cuerpo

volverán a su regreso consorcios de exótico plumaje.

 

Grábate el retrato de mi rostro y la nariz de tótem que se prolonga,

estas dos canicas coloridas profundas que resaltan del fondo

de las órbitas y bajo una lluvia de lava constante, sobre el alfeizar, tómame como estatua de marmóreo bronce o gelatina en acrobacia.

 

Sabes que adoro tus largas piernas de sabores frutales,

solo pido las llaves de tus pórticos y las ventanas de tus cristales.

 

¿Donde van las nieblas en anuarios de tiempos que no mueren?

 

En esos prados conjeturo hay algo que moviliza los músculos labiales,

puedes, por razones selectas, ser el tramo que urde mi dedo con tu aire

y en este nación terrenal al sedoso durazno de tus falanges

lo sostengo con la yema rojiza del membrillo, sapidez de tu arte.

 

Como un jirón de viento que va a hundirse en la luz con los haces del día.

Abre tus puertas, amor de toda la vida, no dejes ni una minúscula sombra

en las hojas de otoño espeso que en su llama arden en lapsos invernales, sitios donde las agujas se paralizan bajo desfiladeros menguantes.

 

Alto cerro brillante, acequias que solo mis dedos conocen las varas inestables de tus periodos climáticos, vaguada y llanura florida.

Sables del río a la luz del incendio, por mi boca soplan su flama,

renacen ascuas de anales en todos los parajes que esfuman las neblinas

y es la aceptación de tu dulce mano continente que me abarca.

 

 

 

 

 

De LLUEVE EL VIENTO EN LOS TEJADOS- a publicarse julio 2019 - Ed. PALIBROS - N.YORK - EEUU

Hecho el Depósito según la ley 11-723- registro de autores.

Visitas: 39

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Poesia, pensamientos y reflexiones. para añadir comentarios!

Participar en Poesia, pensamientos y reflexiones.

Comentario por Enrique Nieto Rubio el enero 13, 2019 a las 6:32pm

muy buno si 

 y tiene que ser precisamente, azúcar moreno  ya te vale . 

Comentario por Josefa Alcaraz Martínez el enero 12, 2019 a las 8:22pm

Comentario por Enrique Nieto Rubio el enero 12, 2019 a las 7:55pm

muy buno si 

 y tiene que ser precisamente, azúcar moreno  ya te vale . 

Comentario por magi balsells el enero 12, 2019 a las 5:24pm

SENSACIONAL, me encanto gracias

Comentario por Beto Brom el enero 12, 2019 a las 7:07am

H  E  R  M  O  S  O

Gustazo pasar por tu líneas, amigazo

Shalom

Comentario por celeste hernandez el enero 12, 2019 a las 6:27am

INGENIOSAS METÁFORAS SALPICADAS DE DESEO Y PASIÓN.GRACIAS DE CORAZON POR COMPARTIR.CELESTE.

© 2019   Creado por Yoli.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio