Poesia, pensamientos y reflexiones.

El desván del poeta.

Ella lo siguió con la mirada,

De una forma que él jamás se percató,

Dibujando con pasión desenfrenada

En un lienzo los atisbos del amor.

 

Ella lo esperó cada mañana

Con sonrisas inundadas de pasión,

Él que no entendía su añoranza,

La ignoraba sin pensar en su dolor.

 

Ella lo adoró con fiel ternura,

Entrañable era el germen de su amor,

Pero él cual mostrenco de la vida

Rebuznaba el paraíso de su voz.

 

Ella dedicó su vida entera,

A ese hombre que jamás la esperanzó,

No cesando de pedir a las estrellas

Que pudieran complacer su corazón.

 

Un buen día caminando en la abadía

Sin preverlo… la muerte la amordazó,

Y bebiendo la cicuta de las sombras

Fue cayendo lentamente y expiró.

 

Él lloró con desconsuelo hasta sangrar,

Aparcando y resignando su dolor,

Él lamentó no poderle confesar

Que la amaba con delirio y con pasión

 

Desde entonces se lo ve vagabundear,

Arrastrando la congoja del dolor

Agobiado, muerto en vida

Acarreando un corazón aletargado.


(Por Cintia Daniela Domicolo)

Visitas: 189

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Poesia, pensamientos y reflexiones. para añadir comentarios!

Participar en Poesia, pensamientos y reflexiones.

Comentario por Iris del V. Ponce P. el enero 25, 2012 a las 5:57am

Comentario por Daniela Domicolo el enero 25, 2012 a las 5:44am
Muchas gracias por sus comentarios!
Es el primer poema que subo a esta maravillosa comunidad.
Agradezco su calidéz!!!!!!
Comentario por ANIEL el enero 24, 2012 a las 2:19am

Que maravilloso poema, un rama magnifico. Me ha gustado leerte Cintia. Ale

© 2019   Creado por Yoli.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio