Poesia, pensamientos y reflexiones.

El desván del poeta.

Aventurarse en la espesura de la comprensión calificada y exacta del sentido y valor de las palabras, es imprimirse del tilde de humilde entendedor del auténtico dictámen de su creación.

Símbolos que detonan consecuencias tan benéficas como letales según sea su cometido y contenido…

Una especie de fórmula en donde conjugamos intensidad  con intencionalidad.

Las palabras suelen tornarse tan sutiles armas que su verdadero alcance puede bien no llegar a comprenderse…

Bastaría con hechar un vistazo a la trascendencia de ellas en una simple oración religiosa, en una plegaria sostenida como último recurso de batalla ante el paso inexorable de aquello que se nos figura inevitable.

 Aún asi la palabra y su sonido se tornan nuestro mejor recurso…

Bien podemos compararlas a la fuerza que imprime el golpe de un martillo, como el que acompaña a la última  emitida por un juez y la que por lo general redime o condena.

Ese golpe hace las veces de  eco en la intencionalidad de esa última palabra, la reafirma y la subraya.

Las palabras sometidas a una mente inteligente y metódica suelen tornarse tan hábiles como el pensamiento mismo…

La veracidad de las mismas acompañadas de su justa simbología puede bien regir destinos, doblegar voluntades o incluso contener un alud de irracionalidades.

Cada palabra dicha, lleva el sello distintivo de quien es su emisor, aquel que le confiere la compleja cualidad de su intención en cada punto y coma…

Desde la antigüedad la etimología y su trascendencia le ha conferido al hombre su mejor distintivo dentro de la Creación…

Independientemente de quien  utilice o tan solo interprete palabras dentro de una construcción gramatical como forma de expresión , sea escritor, lector, oyente o emisor, son en si mismas un laberinto de posibilidades puestas al servicio del desarrollo socio cultural de la humanidad…

Ahora cabe aclarar que son también portadoras de una melodía única he irrepetible dentro de una frase u oración, por este motivo el orden de las mismas según su significación, despliega esa especie de aroma embriagador a los sentidos si tan solo oímos una canción armoniosa y delicada…

Las palabras entonces, no deben ser  tomadas a la ligera, sino con el valor y la autoridad que ellas llevan...

Cuando rezas, hazlo conciente de que tu oración es oída en los cielos, preocúpate de que sea sensible y respetuosa, clemente y humilde, tanto como firme y decidida…

No insultes…el insulto solo te denigra a ti mismo, no olvides que la oscuridad de una palabra agresiva o descalificarte  bien puede tornarse en tu contra...,

 Dice el Señor…

“aquello que ates en la tierra, quedará atado en el cielo”…

Porque encadenarnos a nosotros mismos a la degradación?

Tu en cambio se precavido al hablar y escribir, con lo cual culminarás por ser RESPONSABLE DE TUS DICHOS.

Cuando dictes sentencia sobre alguien, no olvides que todo acto es factible de consecuencias, y estas deben ser la simple decantación de algo meditado a conciencia…

Dice la ley…” aquello que digas puede ser usado en tu contra”…

Te has preguntado alguna vez cuanta sabiduría hay en esa simple frase…

Pues solo toma en cuenta que aquello que decimos no siempre es consecuente con aquello que hacemos…

Lo llamaría HIPOCRECIA...si algún sinonimo me pidieran…

A cuantos hipócritas conoces?...

No formes tu parte de esta lamentable aunque popular y vasta lista de insensatos…

Comprende que la sabiduría es hija de la inteligencia y madre de la prudencia…

Por esto no debemos olvidar que ese es el sendero que deben seguir siempre nuestras palabras…la senda de la prudencia.

Cuando afirmes, afirma convencido de sostener tus razones con inteligencia.

Cuando enuncies hazlo a conciencia de no olvidar sentencia alguna…

Cuando tus palabras sean dagas dirigidas a quien las merezca, no olvides impregnarlas de objetiva  imparcialidad…

Siempre que digas algo, dilo desde el sentimiento, NUNCA MIENTAS.

El insulto o la grosería vulgar y desatinada no es más que la muestra clara de una intolerancia que bien puede cultivarse desde la inmadurez o desde el resentimiento.

Más bien esmérate por ser AMABLE, pues nada cuesta…

HUMILDE al expresarte pues nunca sabrás a ciencia cierta a quien te diriges…

RESPETUOSO DE LOS DEMÁS Y DE SU INTIMIDAD…si deseas gozar del mismo respeto.

Que tus palabras no sean la fachada marchita de tu propia falsedad…

SE SINCERO.

 

MI HUMILDE PARECER EN ESTA REFLEXION QUE HOY COMPARTO CON CADA MIEMBRO DEL DESVAN...

 

Alejandra Noemí Maldonado.

 

Visitas: 331

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Poesia, pensamientos y reflexiones. para añadir comentarios!

Participar en Poesia, pensamientos y reflexiones.

Comentario por ANIEL el octubre 11, 2012 a las 1:52pm

Gracias desde mi corazón querida Rosamelia por tus cálidas palabras y por el cariño que siempre me ofreces, es muy cierto tu aporte en el comentario, realmente debemos darle el valor que tienen nuestros dichos, porque en ellos encaminamos nuestras ideas...Un abrazo querida Rosita. Ale

Comentario por ANIEL el octubre 11, 2012 a las 1:48pm

Gracias de todo corazón estimado Alejandro, es un placer y un honor encontrarte aqui, ofreciendome tu valioso tiempo. Un abrazo. Ale

Comentario por ANIEL el octubre 11, 2012 a las 1:46pm

Muchas gracias Pablo, por tu tiempo y por dedicarme tan gratificante comentario. No tengo más que agradecimieto para contigo. Un abrazo. Ale

Comentario por Pablo Gru el octubre 11, 2012 a las 1:35pm

Te felicito Alejandra!. Creo que muchos deberían leerlo siempre antes de escribir algo...Es necesario explicar muchas veces como tu lo haces estos mandamientos de la palabra, para que el mundo de la expresión vuelva a su cauce...para que se haga carne en quienes escriben, porque no basta volcar las cosas tal como surgen, pienso que hay que hacerlo como se debe...Un abrazo

Pablo

Comentario por ALEJANDRO CRUZ VÉLEZ el octubre 9, 2012 a las 5:55pm

Alejandra, aparte de dignificar el valor de la palabra, tu escrito rescata los valores de la etica y responsabilidad humana. Felicidades. Buen día

Comentario por ANIEL el octubre 9, 2012 a las 12:46am
Muchisimas gracias me querida Josefa, es un honor para mi que tu destaques mis humildes letras...Tengo alta estima y respeto por ti y tu trabajo como Administradora y escritora y tu reconocimiento es una caricia al corazón cuando más la necesitaba. Un abrazo. Ale
Comentario por Nelson Mamani (MaHanel) el octubre 9, 2012 a las 12:33am

Gracias Ale siempre tan especial en tu sentir una refleccion que me ayudara en sabes... bendiciones de nuestro creador para ti

Comentario por Josefa Alcaraz Martínez el octubre 9, 2012 a las 12:18am

La Palabra es Sagrada
Del seno de Dios manifestada.
La denigra quién de su centro se aleja.
***

¡Felicidades Alejandra Noemí!


Ha sido todo un placer destacar tu hermosa reflesión sobre el Poder de la palabra en la Página principal.

Comentario por ANIEL el octubre 8, 2012 a las 10:53pm

Muchas gracias Querida Pilar por tu comentario y tu apoyo a mi humilde reflexion, es un placer encontrarte aqui. Ale

Comentario por ANIEL el octubre 8, 2012 a las 10:49pm

Gracias Silvia por tus palabras para conmigo y por tu amabilidad. Un placer. Ale

© 2019   Creado por Yoli.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio