Poesia, pensamientos y reflexiones.

El desván del poeta.

Me encuentro en mi habitación, mis dos hermanas duermen.
Caigo hacia atrás mi cabeza reposa sobre el teclado abandonado en el suelo delante del armario entreabierto.

Mis hermanas despiertan, no se alertan
Una a mi derecha sentada sobre su cama
La de mi izquierda arrodillada insensibles me observan.

Entre aliento y aliento llamo: ma-ma, ma-ma, ma-ma, ma-ma,..
No se inmutan, ríen, me miran ante la situación como si nada.
No me inquieto sigo llamando ma-ma, ma-ma, mamá,..
Cuanto tiempo,...
Me-mu-e-ro -repito entre aliento y aliento-
Ellas inmutables como si nada cambiara.

Largo tiempo ha pasado…
Se levantan y entre las dos mi cuerpo elevan un poco dejándolo caer hacia la izquierda sobre otro armario entreabierto recae mi cabeza sobre un porta CD apilable, no sintiendo el impacto, nada de nada.
Ma-ma, ma-ma, ma-ma,.. –sigo repitiendo-
Sólo deseaba que la llamaran
Que mi cuerpo sin vida ella no encontrará.
Siguen riendo, jugando como si nada.
Por fin deciden llamar a mi padre que durmiendo la siesta estaba.
Mi madre en casa no se encontraba.

Me observa y no se inmuta comienza a hablar, reír con mis hermanas.
Que la cesta de caquis que a mí me habían regalado a ellos más les tocaba.
Tras un largo jugueteo de reparto de mi fruta mi padre, sale de la habitación.
Ha ido a llamar al sacerdote para que me administre la extrema-unción.

Llega hasta mis extremidades inferiores donde me encuentro recostada en el suelo
A los pies de la cama de mi hermana donde me han colocado.
Un hombre de mediana edad, obeso y aspecto bonachón
Sobre la otra cama deja el viático
Se coloca una estola y a mí se dirige con palabras ininteligibles.

Je-sús, Ma-rí-a,… - entre respiro y respiro, yo le repito-
Me mira y pregunta sin palabras, si de mis errores yo estoy arrepentida intuyo.
Je-sús, Ma-rí-a,… -entre respiro y respiro, yo le repito-
Varias veces lo hago, quiero hacerle llegar que no temo
Que con todo cuerpo y alma en sus corazones reposa mi espíritu.

Con mis ojos abiertos me encuentro en mi cama
Abro los dedos de mis manos semicerradas
Muevo mi cuerpo, mis piernas sumamente relajadas.
Tranquila y en calma yo estaba
Nada de esta circunstancia a mi me afectaba.

Josefa Alcaraz Martínez (4-05-2013 a las 18,30 pm)

No importa en donde estemos, lo mejor es saber estar.

Visitas: 567

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Poesia, pensamientos y reflexiones. para añadir comentarios!

Participar en Poesia, pensamientos y reflexiones.

Comentario por Laura López el mayo 18, 2013 a las 3:02pm

Impactante y reflexiva prosa escrita de forma maravillosa, me encanto leerla. Te felicito mucho.
Lo importante es el saber estar en cada momento, sin importar donde estemos, qué gran verdad!!



 

Comentario por Josefa Alcaraz Martínez el mayo 18, 2013 a las 2:41pm

Muchísimas gracias mis querid@s amig@s Mirtha Verde-Ramo, Hugo, ROSAMELIA, Ani Vleju, ♥amada♥ e Iris del V. Ponce P., por vuestra presencia, cariño y ternura dejado en mi espacio.

Tanto nuestro mundo objetivo como subjetivo conforman nuestra realidad más profunda.

Sin temor, en paz con uno mismo y con los demás se recibe todo lo que nos ofrece la vida en armonía y equilibrio.

Bendiciones infinitas, abrazos y besos de Luz para vuestro espíritu.

Comentario por Mirtha Verde-Ramo el mayo 17, 2013 a las 5:43pm

Josefa      ¡¡que maravillosa y creativa prosa , Josefa querida siempre serás la primera amiga poeta en mi corazón....  te abrazo con mi admiración Mirtha

Comentario por hugo el mayo 9, 2013 a las 10:13pm

¡Qué fantástica y fabulosa fantasía, Josefa! Abreso y mis buenas energías para ti, querida amiga. Muuuuaaacccc

Comentario por Ani Vleju el mayo 5, 2013 a las 3:47pm

Comentario por Iris del V. Ponce P. el mayo 5, 2013 a las 12:21am

Será cierto que cuando estamos tan próximos a la muerte nos sentimos de esta manera?

La experiencia que narras en tu interesante prosa, me deja pensando tantas cosas...

Yo he sido deshausiada 2 veces, y en ambos casos estuve en coma por mas de 3 días y en realidad nunca supe que fué de mi en esos días.

Pero si uno se va de este mundo en paz, como lo reflejas, bienvenido sea el día que deba dejar el mundo de los vivos.

Gracias por compartir esta experiencia cercana Josefa.

Te abrazo en la distancia.

© 2019   Creado por Yoli.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio