Poesia, pensamientos y reflexiones.

El desván del poeta.


Otra mujer le dio unas almendras
que Jadiya tomo agradecida.
Recibía palabras de consuelo
y abrazos fraternales esperando
la hora de emprender la oscura senda.
Todo fue demasiado cruel y rápido,
la ataron y enterraron en el hoyo.
La primera en la frente. Y brotaron
borbotones de sangre, como flores
fúnebres que morían en su pecho.
Y luego mas y más, mientras sus gritos
enmudecían bajo el fragor fiero
de quien pedía justicia a pedradas.
Jadiya rezo a Ala. La multitud
gritaba furibunda y mataba
en el nombre sagrado de su dios.

Y yo,
yo me sigo preguntando
¿dónde estabas tu mi Dios,
aquella tarde oscura
cuando Jadiya rezaba?.
En tu nombre
la mataron.
Y yo,
yo sigo viendo las flores
de la muerte, coronando
su frente. Dios... ¿tu mirabas?.
Dime que sentías cuando
en tu nombre
la mataron.

Visitas: 265

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Poesia, pensamientos y reflexiones. para añadir comentarios!

Participar en Poesia, pensamientos y reflexiones.

Comentario por Josefa Alcaraz Martínez el agosto 7, 2012 a las 1:54am

En mi humanidad

¡Mi propia muerte!

© 2019   Creado por Yoli.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio