Poesia, pensamientos y reflexiones.

El desván del poeta.

JUGARRETAS DEL DESTINO (relato en capítulos) 3/3

 

 

Tercer capitulo

(El año pasado)

 

Al año siguiente del “incidente”, así lo llamaba Sol, trabajaba en una empresa especializada en la venta de implementos agrícolas; los dueños, familiares de su amiga, eran la mar de simpáticos, y la trataban como una más de la familia. El trabajo consistía en centralizar los pedidos, repartirlos a las diferentes secciones, desmontar de la existencia, etc. No era pesado, no obstante pasaba muchas horas en la oficina. El respetable sueldo le permitió el alquiler de un hermoso departamentito en un edificio céntrico. La vida le volvió a sonreír.

El jefe de la sección Contaduría la invitó a tomar una copa, una semana antes del Fin de Año. Para evitar un posible rechazo comentó que vendría con otro de los jefes, y consultó si sería posible extender la invitación a su amiga Sol, que por supuesto la conocía y le consideraba una excelente persona, agregó que con seguridad pasarían una agradable velada.

Cosa extraña, no lo dudó, y aceptó la propuesta. Dejó descartada la reacción de Sol, la conocía suficiente.

Era la primera oportunidad en la que tendría una relación tan cercana con un representante del sexo opuesto desde el incidente.

Sol, al enterarse de la buena nueva, exclamó, -Tan poco tiempo en la empresa y ya te conquistaste a ese solterito; te comento que varias muchachitas le pusieron el ojo y se quedaron con las ganas.

    -Despacito, nena, solo tomaremos unas copas, no exageres la nota. Ya te lo dije, no quiero saber nada más sobre asuntos hombres. Lo que pasó me alcanzó.

    -Bueno, bueno, no lo tomes a la tremenda, solo te comenté sobre el susodicho, ¡mira que sos quisquillosa!

El tema referido, fue más de una vez comienzo de conversación entre las amigas, pero indefectiblemente suspendido. Por más que Sol quiso en diferentes ocasiones salir con amigos, hacerla participar en reuniones, fiestas, siempre recibió la negación de su herida amiga,-Nunca más, ni siquiera intentarlo, ya tuve suficiente-

Pero el tiempo es enemigo de los recuerdos, en especial los tristes, y cuanto más dolorosos, mejor remedio.

Dos días antes de la cita decidieron, mejor dicho Sol propuso y ella aceptó, comprar algo nuevo, moderno, si es posible llamativo, para estrenar.

Sol se eligió, después de revolver cuatro boutiques, un blusón estampado de florecillas diminutas, muy mono, provisto de un atrevido escote, como era su estilo.

Para ella compró una blusa turquesa muy fina, y un pantalón negro con un delicado cinturón. En verdad, ella misma se sintió linda, inclusive atractiva, allí frente al espejo la noche antes de la salida. Una cierta sonrisa apareció en sus labios. Sol lo notó, y apretó sus mandíbulas, tragó saliva decidiendo evitar posibles reacciones no deseables.

Llegó la hora y allí salieron las dos amigas, ambas elegantes y coquetas a la noche de los tragos.

 

Una reunión amena, charla sobre temas del día; el susodicho resultó muy simpático, de correctos modales, muy moderno en sus gustos, varios de ellos coincidentes con los de la nueva empleada.

Sol propuso, no podía con su genio, seguirla en una discoteca no muy lejos de allí, los ojos del terceto coincidieron en ella. Sin dudar contestó que no lo creía conveniente y que no faltarían oportunidades. Nadie agregó palabra y se dio por finalizada la salida.

Antes de despedirse, Ramón, el supuesto pretendiente, palpó la delicada situación y consultó la posibilidad de invitarla a un paseo el próximo fin de semana. Recibió un si rotundo. Alegre como un perro con dos colas, subió a su coche y salió despedido como una violenta ráfaga.

Salida siguió a salida. Las relaciones tomaron con notable rapidez una consabida seriedad y no tardo en llegar el día de plantar bandera y concretar el día para la ceremonia correspondiente, el casamiento.

Cada uno resolvió confeccionar la lista de sus invitados; concordaron que deseaban una pequeña reunión con no muchos participantes, exceptuados  familiares por supuesto. En aquellos instantes, ella dudó en sumar el nombre de Ernesto a la lista. Consultó el tema con Sol.

    –Ni se te ocurra, no seas loca, que reviente solo, es como debe pasar el resto de su vida, abusador y violento, no hagas papel de arrepentida, no le perdones su proceder, te lo digo por tu bien.

Ramón fue más sopesado en sus conceptos. Conocía por supuesto la triste historia de boca de su futura esposa. No obstante en su momento reaccionó en forma severa y repudió sobremanera el proceder de aquel hombre, respondió que a su parecer no correspondía que tal sujeto figure entre los presentes en el día tan significativo para la pareja. Reconoció que ella estaba en su legítimo derecho de cursar la invitación si así lo creía correcto.

El casamiento tuvo rebordes muy comentados en el que decir de la sociedad empresarial de la ciudad. En la página de Sociales, apareció la pareja en el momento de la puesta de anillos en una foto a todo color. Allí se informaba  que inclusive el mismo Intendente de la ciudad figuraba entre los que brindaron con las copas en alto por la felicidad  de los novios.

Como punto picaresco se destacó un arreglo floral, entre los numerosos que llegaron como presentes de familiares y amigos de la pareja; era una pequeña carroza, adornada al estilo navideño, con todos los elementos que correspondían, solo un detalles llamaba la atención...faltaba el conocido pesebre.

 

|||||||||||||||||||||||

 

 

*Registrado-Safecreative N°0911184901543

*Imagen ilustrativa de la Web

Visitas: 96

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Poesia, pensamientos y reflexiones. para añadir comentarios!

Participar en Poesia, pensamientos y reflexiones.

Comentario por Beto Brom el septiembre 30, 2018 a las 11:34pm

Comentario por Beto Brom el septiembre 30, 2018 a las 8:10am

Gracias mil por llegarte, CELESTITA, contento que disfrutaste de la pequeña historia.

En cuanto a tu consulta, con seguridad la vida continuará y queda en c/uno imaginar el desarrollo de la misma.

Cariños para ti, amigaza

Comentario por celeste hernandez el septiembre 30, 2018 a las 1:29am

Felicidades Betito...esta historias seguira?

Comentario por Beto Brom el septiembre 29, 2018 a las 11:21pm

Recojo con gran alegría vuestras muestras de cariño, reflejadas en comentarios y galardones, de los cuales soy acreedor.

Queridos y apreciados amigazos...JOSEFA, NELSON, MARÍA BEATRIZ, 

Comentario por Josefa Alcaraz Martínez el septiembre 28, 2018 a las 7:06pm

Comentario por Josefa Alcaraz Martínez el septiembre 28, 2018 a las 7:05pm

Me encantan los finales felices...

La esencia en todo está presente

Te dejo el terrenal ¡Pesebre!

Abrazotes...

Comentario por NELSON LENIN el septiembre 28, 2018 a las 6:44pm

Una culminación coloquial con matrimonio incluida y una historia que contar para la posteridad, con tu pluma tranquilamente compartiriamos no solo matrimonios si no también cuantos acontecimientos, pero hoy permíteme amigo Beto enviarte mis felicitaciones y mis saludos a la distancia 

Comentario por Maria Beatriz Vicentelo Cayo el septiembre 28, 2018 a las 6:22pm

Para ella compró una blusa turquesa muy fina, y un pantalón negro con un delicado cinturón. En verdad, ella misma se sintió linda, inclusive atractiva, allí frente al espejo la noche antes de la salida. Una cierta sonrisa apareció en sus labios. Sol lo notó, y apretó sus mandíbulas, tragó saliva decidiendo evitar posibles reacciones no deseables.

¡Ah mi Beto, una trama muy bien construída, he tenido que leerte desde el primer capitulo.  Sinceremanete, leí con avidez los siguientes capítulos!  Tienes un estilo muy peculiar de ir desarrollando LOS HECHOS; , capturan y vas  enredando más bien tu al lector y con este final tan hermoso con matrimonio y felicidad me quedé más que contenta con tu relato!!

Miles de gracias DISTINGUIDO ESCRITOR, el color turquesa es también uno de mis coloes favoritos.

Abrazos y felicitaciones por tan grandioso compartir!!

¡Felicitaciones!

© 2019   Creado por Yoli.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio