Poesia, pensamientos y reflexiones.

El desván del poeta.

 

 

 

Y allí estaba a sus once años como un condenado

Esperando se le haga justicia, le rezaba a todos los santos

Y a la Virgencita, a su ángel guardián para que  intercediesen.

 

Pedía, Imploraba a Dios Padre otra oportunidad

La gracia de sacarse  notas aprobatorias,

Aunque sea con la mínima nota

-"¡Jeremías! “lo llama su maestro,

Lo saca de sus oraciones de emergencia.

-¡¡tú libreta!!

Hasta el último momento sigue rogando mentalmente.

La recibe, cierra la libreta, llega a su asiento, cavila buen rato,

La angustia está por ahogarlo… abre  la libreta

Se siente morir, ¡NO! ¡noooooo!,

¡Quiero morir ,solloza en forma estruendosa .

-¡Quiero morir , no me quiero, No me quieren¡

Mis hermanos, mi padre…que vergüenza

Mi padre lo que más amo…me ignora

Siempre está de viaje por mi culpa,

Hago sufrir a mi madre con mis notas,

Ni Dios me quiere sino ya me hubiese llevado ¡

Solloza amargamente su desventura.

Sorprendido e impotente el profesor hace llamar a sus padres.

La madre llega y se entera del suceso de inmediato argumenta:

¿Profesor por qué le hace esto a mi hijo?

Habíamos llegado  a un acuerdo…que ayudaría a su  terapia.

Es que no puedo, hay reglamentos que me impiden

Acaso ¿no le ha tomado examen oral, sacado a la pizarra y evaluado?

Y siempre ha salido excelente; él se sabe cualquier libro y cuaderno

Al revés y derecho los temas estudiados y usted le prometió al Sicólogo

Le prometió que lo  iba a aprobar y si estas vacaciones no respondía

El examen escrito allí si podía desaprobarlo;

Para él  ,su sicólogo, es un reto, cree va a sanar a mi hijo

Él va a superar ese trauma  que tuvo en segundo grado

Por la profesora que ha cinco niños más,

causó tanto daño su incompetencia

Desde entonces ya le expliqué

Mi hijo ,por culpa de esa mala docente

Rechaza dar pruebas escritas y usted ofreció colaborar...

¿Porque ,porque le hace esto a mi muchacho?.

-- Señora por favor comprendame a mí también,

De verdad en mis treinta y cinco años de docente

Nunca me había ocurrido, tengo a su hijo

como alumno que me consta …él sabe

Todas las materias pero no puedo aprobarlo porque no tiene

Una prueba escrita aprobada y registrada. No puedo aprobarlo de año.

 

Qué lástima, estos profesores ni por la lógica

Pueden tener un criterio propio para evaluar a sus alumnos,

El sicólogo ya se lo había advertido a la preocupada mujer

Señora esto es una terapia de familia y si no contamos

Con el apoyo del padre y a menos del hermano mayor

Estamos andando  en la nada, muy pero muy lento ,

Digo que es una lástima porque el coeficiente

De  inteligencia  de su hijo es de ciento veinte.

- Lo se doctor, ya pasa por varios entendidos

Y me dan el mismo resultado o diagnóstico.

 

-En nuestra patria no existen centros especializados para hiperactividad,

Ni mucho menos para aquellos que de alguna forma traumaron

Estos niños  deben ser tratados a tiempo y destiempo.

 

Jeremías ahora es un hombre de veintiocho años

A sus diecisiete años respondió a la  pregunta de su padre

¿Qué carrera seguirás?

Yo ninguna que sea estudios superiores

Tengo dos hermanos excelentes universitarios

Me sigue mi hermanito

Que es un triunfador

Yo no valgo la pena

Para que mal gastes tu dinero

Ellos si son campeones

¡¡¡queeee!!!!

¡no estudiarás !

Yo no mantengo haraganes,

Te me vas de la casa

-Padre, no te enojes algún día

con mi propio esfuerzo estudiaré algo

-¡no estoy para cuentos

Te me largas ¡

 

Así fue que de repente se vio frente al mar

Del mundo, con la única arma

El amor de su madre que nunca lo abandonó

Con sus oraciones y fe ella sabía que algún día

Su hijo superaría sus inseguridades.

 

Ese joven con sus veinticinco años

Había hecho un historial de mil oficios

A sufrido la soledad, privaciones de toda índole

La inclemencia de climas, muchas veces no tuvo que llevar a la boca

Después de trabajar dormía en una banca de alguna plazuela

Ese joven ,tenía sueños, proyectos, necesidades,

Pero le ganaban las frustraciones, según él su” mala racha”

Un día de lejanos lugares retorno a casa

Lo volvió a echar su padre,

La madre lo animaba

Un ingeniero amigo lo inscribió a dar un examen

Para entrar a trabajar estable por Yurimahuas

Y recordó que él nunca respondió a pruebas escritas

Bastaba que le pusieran una hoja en su delante

Y se enfermaba… su respuesta era un rotundo NO

-Hijo reacciona, por favor ya no tienes siete años

Toma este examen como nada trascendental

Ni modo, si respondes bien, sino también

El ingeniero dice que tú sabes mucho de construcción

Pero realmente lo que a mí me importa

Es que respondas esa prueba sea bien o mal

Hazlo, por ti mismo, ya tienes que crecer

Romper ese obstáculo que no te permite avanzar.

Y lo hizo…salió al lugar indicado a las seis de la mañana

Retorno a las nueve de la noche

-¡soy un fracasado, no sirvo para nada!

¿Diste la prueba?

Sí, pero me faltó responder una hoja

No alcancé a terminarla

Obtuve solo noventa y nueve puntos y

Tenía que sacar ciento veinticinco puntos

Soy un fracaso ¡mamá!...soy un fracaso

¡No y no ¡, alegó ella

Lo que me alegra es que diste la prueba

Te das cuenta…¡  La diste Jery!

La miró sorprendido

¡Sí la dí!

Los dos se abrazaron y saltaban felices

Te das cuenta haz vencido tus traumas…tus miedos

Gracias a Dios , ahora si

Todo lo que te propongas lo vas a conseguir

Que diste mal el examen …eso es lo de menos

Es por tu inexperiencia

Ya tendrás otras oportunidades.

 

Ahora está estudiando para ingeniero

Tiene una novia que lo alienta

Tiene a su padre, que la edad lo ha hecho sabio

Y lo apoya.

 

Pero ¿cuánto tiene que sufrir un niño?

¿Cuánto un joven?

¿Cuántos hombres ,ambulan

Sumergidos en algún vicio, indigentes, delincuentes

O suicidas, de alguna forma son muertos en vida

Llenos de frustración

Con el autoestima por los suelos?

¿Qué hacemos por ellos?

 

Adela

Visitas: 309

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Poesia, pensamientos y reflexiones. para añadir comentarios!

Participar en Poesia, pensamientos y reflexiones.

Comentario por Carlos E. Landáez M. (Kalimaro) el noviembre 25, 2012 a las 4:42am

Precisamente tengo también 35 años de docente... Muchos casos parecidos han pasado por mi despacho... Muy triste... Y muy real

Comentario por matilde heras maema el noviembre 15, 2012 a las 9:17pm

bELLO RELATO ME ENCANTO BESOS

Comentario por ANGIEMAR el noviembre 15, 2012 a las 6:02am

ME AGRADO LEERTE...SI HE VISTO MUCHOS CASOS DE ESOS. SALUDOS :)

ANGIEMAR

Comentario por adela mendo flores el noviembre 15, 2012 a las 1:39am

GRACIAS POR VISITAR MI HUMILDE CASITA ,ENTRAS Y LA LLENAS DE LUZ Y EXQUISITOS AROMAS CON TUS COMENTARIOS; ,ERES UN ANGEL...I LOVE YOU...ADELA

Comentario por TRINA MERCEDES LEÉ DE HIDALGO el noviembre 14, 2012 a las 10:55pm

ME ENCANTÓ. Como docente y madre de familia, reconozco que  esta historia es una verdad repetida miles de veces. No existe la tolerancia, ni la comprensión, ni la fuerza de comunicación para entender a los niños, adolescentes, los cambios que tienen a estas edades, tanto físicos, como psicológicos, los miedos que enfrentan, los traumas que adquieren por las circunstancias del medio circundante, el entorno familiar y la actitud inaceptable que  muchas veces cometen los docentes, y que los conduce por los caminos de la vagancia, el vicio, la delincuencia, muchos de ellos, no tienen vuelta atrás y mueren antes de tiempo como una muerte anunciada., otros, se regeneran pero con secuelas psicológicas. Felicitaciones. y gracias por compartir.

TRINA

© 2019   Creado por Yoli.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio