Poesia, pensamientos y reflexiones.

El desván del poeta.

Este poema que escribo me lo inspiró un libro que acabo de leer, un libro que abre puertas para ver la China oculta, aquella que bajo las órdenes de Mao Zedong, o mejor traducido al español, Mao Tse Tung que hizo de aquél país una cárcel.
El libro se titula "Cisnes salvajes" y su autora es una mujer, Jung Chang, que pasó todos los avatares, toda la tragedia de ese régimen junto a su familia, desde el comienzo mismo hasta el final, desde que tomaron el poder los comunistas en el año 1949.
En ese tiempo y durante décadas gobernó un solo hombre, uno, que como sucede hoy en Corea del Norte o en la Cuba de los Castros se empinó como un Dios, y quiso cambiar la historia milenaria de ese pueblo, dictando que se leía y que se comía, que ropa se usaba y quien se casaba con quien.
Todo lo que escribo está plasmado, cualquiera puede ir a You tube y bajar un documental sobre Mao Tse Tung para que se dé cuenta hasta donde llegó el ego de este hombre, quien no sepa lo que es un régimen comunista no puede calcular la magnitud de una tragedia social, no podrá comprender a cabalidad el alcance de una dictadura que se mantiene a la fuerza por el miedo.
La llamada "Revolución cultural" solo se puede comparar con la época del terror en Francia, cuando Robespierre hizo rodar miles de cabezas bajo el filo de la guillotina.

En ese tiempo se encarceló en China a miles de personas y otras muchas miles fueron asesinadas, todo el que pareciera intelectual era acosado, apaleado y muerto.
Solo los libros que se podían leer eran los escritos por este egocéntrico, solo las fotos en los periódicos de primera plana eran las de él, las estatuas eran las de él, y en las escuelas solo se estudiaba lo que decía este dictador.
En fin, hay que leer el libro para entender quien fue en verdad este narcisista de la política, este fanático del poder que solo dejó desgracias a su paso.

Y ahora mi poema...

Fue vil en el extremo hasta lo adverso
que va contra natura por un gusto
su causa fue la sombra y lo perverso
de lo cruel, de la rabia y de lo injusto.

El ego su delirio y su porfía
su voluntad crucial y su motivo
para escalar soberbio aquella impía
obscura realidad de su objetivo.

Que era su idealidad, su improcedencia
la justicia para el otro en los abrojos
tras su modo actuar que era sentencia
dictada para el pueblo a sus antojos.

Sin que importara el grito agonizante
la sangre derramada o las edades
en contra del contrario, el discrepante
o solo el que pedía libertades.

Separó familias, castigó al maestro
fusiló al rebelde, persiguió al poeta
a todo el que estudiara y fuera diestro
para lograr luchando alguna meta.

Destruyó los libros, todo lo que fuera
distinto a su quehacer y a su dispensa
todo lo de otra mente fue a la hoguera
todo para ser él solo el que piensa.

Su rostro en la revista, en un cartel
era cosa común, era un mandato
él era la cereza del pastel
él era el dios eterno en su arrebato.

El rojo emperador, el que se enquista
en todo corazón a sangre y fuego
el único, el supremo, el comunista
que siempre ante el dolor supo ser ciego.

Está en la historia para aquél que lea
este suceso amargo de un tirano
al que comprenda bien esa odisea
obscura de un malvado ser humano.

Para que luego no intenten algunos
correr cortinas sobre estos sucesos
los mediocres, los cobardes oportunos
que defienden de un tirano los excesos.

Ernesto Cárdenas.

Visitas: 127

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Poesia, pensamientos y reflexiones. para añadir comentarios!

Participar en Poesia, pensamientos y reflexiones.

Comentario por celeste hernandez el agosto 30, 2016 a las 8:21am

Comentario por celeste hernandez el agosto 30, 2016 a las 8:17am

SIEMPRE ES ADMIRABLE  LEERTE, DE TI APRENDO , GRACIAS ERNESTO POR COMPARTIR. CELESTE.

Comentario por Josefa Alcaraz Martínez el agosto 29, 2016 a las 5:56pm

Comentario por LUIS GONZALO MACHADO SÀNCHEZ el agosto 27, 2016 a las 3:30pm

la historia jusgarà las acciones de hombres y mujeres que han gobernado a los paises del mundo, tienen adictos y tambièn otros que reprochan sus acciones,todo depende del cristal que los mire, no le hago a la politica, por ello mi comenmtario muy superficial, en cuanto a tu poema una pieza agradable y sensible, critica y valiente, felicidades un fraterno abrazo Un lindo fin de semana

Comentario por Ernesto Cárdenas... el agosto 27, 2016 a las 12:51am

Gracias amigo Sir Galahanth por tu amable respuesta, hay verdades que no se pueden negar, a no ser que uno sea cómplice de un mal gobierno, y solo hay que ver, mirar alrededor para entender la problemática, como lo que pasa en Venezuela, donde instalaron la presidencia vitalicia, que no es más que una cortina para ocultar una tiranía, para que un hombre esté encaramado en el poder por hasta que le de la gana, como hizo Fidel en Cuba, que luego de 49 años mal dirigiendo al país, enfermó y con el dedo puso al hermano sin consultar con nadie.

Hoy estoy sensible con este tema, con esto de los tiranos.

Ernesto.

© 2019   Creado por Yoli.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio