Poesia, pensamientos y reflexiones.

El desván del poeta.

- NECESARIA Y URGENTE REUNIÓN - (RELATO CON EXTRAÑOS PROTAGONISTAS) Capítulo 2/9

CONTINUACIÓN DE LA HISTORIA... SUGIERO A LOS QUE NUEVOS LECTORES LEER ANTES EL CAPÍTULO PRIMERO DEL RELATO. Transcribo la parte final del capítulo primero a efectos de activar la memoria de quienes lo leyeron...

"Todas las estilográficas (o plumas fuentes) estaban muy preocupadas por el aparente desinterés para escribir de Humberto. Reunidas en círculo perfecto sobre la mesa donde todas ellas solían dar vida a las creaciones literarias de quien parece desinteresado en atenderlas como ellas merecen, las lapiceras de Humberto, a excepción de Celestino, claro está, y de Lisette, la francesa "roller ball", a quien el escritor usa esporádicamente pues su trazo es demasiado fino, no están dispuestas a quedarse "de brazos cruzados", o mejor dicho aún, "de plumines encapuchados" por más tiempo."

 

  Haré un breve retroceso en el tiempo para narrar los momentos previos al descripto en el capítulo primero, en los cuales los elementos de escritura de Humberto vivieron instantes de extrema ansiedad. Así fue como acontecieron.

  Y llegó la noche elegida para realizar la necesaria y urgente reunión. Celestino, el lápiz mecánico, tras cerciorarse que Humberto ya no regresaría al comedor, pues, luego de cenar opíparamente, se había acostado y se hallaría soñando, le avisó a Rosa, su compañera de estuche, y ésta, a su vez, a Lissette, su amiga francesa, la "roller ball", para "que haga correr la bolilla". Las primeras en enterarse de la inminente reunión fueron las germanas, dos preciosas MONT BLANC, mismas que tuvieron el noble gesto de acoger a Lissette en su amplio y bonito estuche cuando supieron que no ella no tenía un sitio donde dormir, acción que derivó en un fuerte vínculo de sincera amistad entre las tres. Lissette encontró de camino a Griselda, la bonita y curvilínea PARKER 51, quien acababa de limpiar su precioso estuche, y aprovechó para solicitarle avisara a las SHEAFFER acerca del secreto cónclave. La francesa, quien es muy coqueta, regresó con las alemanas para completar su acicalamiento personal a fin de lucir como corresponde a una delicada y bellísima dama parisina. Mientras tanto, Griselda golpeaba las tapas de sendos estuches y avisaba a las estadounidenses acerca del ansiado evento.

  En un amplio y lujoso estuche duermen tres de las cuatro lapiceras americanas, y coinciden en su más llamativa cualidad: el baño de oro que cubre sus cuerpos y plumines. Dos de ellas resultan mellizas; son las bellas hermanas Snorkel Triumph Signet; la otra dorada, algo más pequeña, es la Imperial Sovereign Diamond Design.

  Griselda, aunque es argentina, tiene raíces genéticas estadounidenses, por eso entiende el idioma de las cuatro lapiceras oriundas de Norteamérica. En un estuche más modesto duerme Clarita, la SHEAFFER Imperial negra con capucha plateada, quien tiene poco roce con sus brillantes primas.

  Goldie, la más pequeña de "las doradas", trepó por el caño de la lámpara de pie orientada hacia la mesa, y desde arriba deslizó por el cable hasta el interruptor para luego presionar la tecla y lograr la iluminación. Acto seguido, la osada y pequeña lapicera se lanzó en tobogán por la campana metálica, cayendo en brazos de las mellizas doradas, Dora y Hada, que ya estaban, como las demás estilográficas, aguardando sobre la mesa de madera de algarrobo.

  Se percibía mucha inquietud en el ambiente. Celestino tenía un sitio asignado entre las lapiceras, pero, su principal responsabilidad era la de estar atento al posible despertar de Humberto, quien bien podría incorporarse para venir por agua a la cocina, que está contigua al comedor, y el plan correría serio riesgo de abortar de manera apresurada.

CONTINUARÁ...

P.S.: texto escrito por Hugo Mario Bertoldi Illesca - Argentina - 29-03-2019

Visitas: 60

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Poesia, pensamientos y reflexiones. para añadir comentarios!

Participar en Poesia, pensamientos y reflexiones.

Comentario por hugo el abril 3, 2019 a las 5:47pm

Estimada Daylin, es muy grato para mí hallar la huella de vuestro amoroso paso por mis letras. Agradezco gesto tan agradable y ese breve pero valiloso comentario. ABRAZONRISAS Y MIS BUENAS ENERGÍAS.

Comentario por Daylin Villiers Garcia el abril 3, 2019 a las 4:59pm

Sin duda inusuales personajes. Pero bonito relato

Comentario por hugo el abril 2, 2019 a las 6:40pm

Luis Francisco, amigo, me honra tu lectura y ese tan halagüeño comentario que me regala tu generosidad. Agradezco especialmente y envío para ti un apretado abrazo desde Argentina.

Comentario por hugo el abril 2, 2019 a las 6:38pm

Amada Celeste, ¿¡cómo puedes desearle tal tragedia a tu tocayo, el lápiz mecánico argentino, brujilla traviesa y provocadora de sonrisas!? ¡Gracias por tu agradable presencia, bella persona que llevas Luz por donde fuese que anduvieres, Amiga mía! ABRAZONRISAS Y MIS BUENOS AUGURIOS PARA TU PRECIOSA VIDA.

Comentario por luis Francisco Pardo Huertas el abril 2, 2019 a las 3:10pm

Bello concierto son tus letras, de gran facto es tu narrativa, saludos...

Comentario por celeste hernandez el abril 2, 2019 a las 9:11am

vaya que describes con majestuosidad cada trozo de lapicera un conocedor sn lugar a dudas de tanta gama de objetos de escritorio...entonces se escucho un crack proveniente del pasillo...HUmBERTO EN UN DESCUIDO PISO EL LAPIZ Y...Je je,je Gracias por incentivar mi imaginación, Felicidades.                                                                    

Comentario por hugo el abril 1, 2019 a las 12:39am

Josefina, amiga querida, me pone muy feliz que te agrade esta historia de lapiceras y te haga evocar las antiguas marcas, tan deseadas por los alumnos que las veíamos en vidrieras de joyerías, con sus relucientes cuerpos y sus capuchas filigranadas con cubierta de oro... Mmmmmm... ¡Qué delicadas y bonitas eran y continúan siendo más allá del tiempo que suele degradar los metales cuando no son tan nobles! ABRAZONRISAS Y MIS DESEOS DE QUE ESTÉS VIVIENDO UN AMOROSO FIN DE SEMANA JUNTO A TUS SERES QUERIDOS.

Comentario por Josefina Camacho el marzo 31, 2019 a las 11:27pm

Hugo , realmente me encanta tu tema y es un placer leer , si digo que, me ha sucedido algo parecido a lo de Josefa , mi tocaya pero, lo entiendo bastante. He aprendido muchas marcas de lapiceras y eso me  encanta ya que nos ayudas a conocer más. sobre  estilográficas. Espero  el próximo capítulo  pues deseo saber que le sucede a Humberto , porqué  está  sin motivación para escribir. Gracias por estar y mantenernos  expectantes en el próximo capítulo , abrazo desde este lado del Río.

Comentario por hugo el marzo 31, 2019 a las 4:45am

Joseeefaaaaa... jajajaaaaaaaaaa... Te concedo razón si me acusas de haber escrito mi relato de manera un tanto engorrosa, amiga querida. Yo mismo, al releerlo, me he mareado un poco y debí salir al patio para tomar un poco de aire... hihihiiii

Agradezco tu amoroso comentario, amiga mía, y tu presencia que es muy importante para mí en cada una de mis esporádicas publicaciones. Como advertirás, estoy en procura de incrementar mi ritmo de trabajo literario, aunque, estoy lejos del que pretendo alcanzar. Pero, ya he dado el primer paso y voy a por más, querida Josefa. Aún no he visto a Celeste, quien me dejó un tierno y bonito comentario en el primer capítulo, y hasta me dio un nombre para una de mis lapiceras. ABRAZONRISAS DE MONO Y MIS BUENOS AUGURIOS DE UN EXCELENTE FIN DE SEMANA.

Comentario por Josefa Alcaraz Martínez el marzo 31, 2019 a las 4:01am

Hugooo…

De tu primer Post publicado al segundo

Son tantas las vueltas que he dado

Que al final me he mareado.

© 2019   Creado por Yoli.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio