Poesia, pensamientos y reflexiones.

El desván del poeta.

 

 Resultado de imagen de imagenes de fraternidad animadas

  

 

PEPA

 

   Se había acostumbrado a toda clase de miradas: miradas de asco, de pena, miradas de sorpresa, de incredulidad…pero ella evitada que la perturbaran, se había convertido en una “pasota” innata. Porque su incesante búsqueda de rescate llevaba la friolera adicción de 11 años ya.

   Hacía mucho tiempo que no le importaban los transeúntes que la cazaban en una de sus aventuras particulares.

  ¿Y los veranos? Los veranos eran crueles, tenía que soportar malos olores y aún, para ella era peor en las vacaciones, sentir que su mundo se extinguía, pues sus búsquedas eran casi inexistentes.

    Sabía cómo había comenzado su extraña rareza,  pero ya todo era muy extraño, incluso a veces sufría pensando en dejarse dicha afición que no podía,  pero cuando llevaba 2 días sin buscar “tesoros” como lo llamaba ella a su menester diario, le entraba un sentido de culpabilidad inmenso y salía como quien sale a respirar aire porque se ahoga, pues se sentía salvadora y no pretendía dejar de serlo.

 

 -¿Por qué sigues haciendo  eso mujer?  Le reprochó al llegar al quicio de su puerta donde él la esperaba con aire de sorpresa y enfado.

-porque la gente es muy insensata, ya lo sabes…y no imaginas lo poco que valoran las cosas.

Le dijo ella apenas levantando la mirada mientras unos cuantos gatos la seguían con muestras de cariño exacerbado y los gorriones volaban casi a ras de su pelo como reclamando su atención.

-¡pero mujer! –

Con miraba amable el esposo hizo un sonido inconexo como desaprobando la situación mientras entraban en casa.

-¿no los ves? ellos me necesitan… ¿y si sucede como aquel día?...

Y ya no se habló más…

 Los gatos callejeros quedaron inmóviles mirando para la puerta y los pájaros posados sobre su verja cuajada de rosas rojas, parecía un cuadro  y allí quedaron largo rato esperando a su salvadora, aquella amparadora que les echaba diariamente comida.

   Pepa se  recogía su largo y negro pelo en un moño alto, no se maquillaba y sus ropas eran austeras enfundando su figura grande y robusta, pero en su justo calibre; fumaba bastante inhalando el humo como con avaricia, aquel humo tóxico que pocos años después le robó la vida, fumaba con énfasis infinito, mientras sus mejillas se incrustaban en su cara con la nicotina picándole la lengua y la garganta, invadiéndole sus pulmones que luego enfermarían irremediablemente.

     A ella le gustaba hablar con cualquier vecino que se parase a su lado y su inseparable humareda, hablaba con niños, mayores, no discriminaba a nadie por su apariencia .Y  le daba exactamente igual lo que la gente pensara de ella.

    Por su economía solvente nunca trabajó y tenía realmente tiempo para ella misma, demasiado tiempo para añorar su lejano país, para añorar no haber sido madre, para haber realizado sueños que nunca llevó a cabo por su desgana a luchar porque su tristeza enmascarada tras sus humaredas casi perpetuas  que la tenían muy a menudo aletargada.

   Carecer de muchos seres queridos que ya habían incluso fallecido sin haberlos disfrutado lo justo y necesario la habían vuelto una mujer casi tan negra como su cabello ahora teñido de su original color negro, tan negro. Pero era dura, muy dura como sus huesos helados, por eso no le importaba que la miraran como a un bicho raro.

   A veces hacía meditaciones filosóficas de cómo había llegado la sociedad a ser tan consumista, que no sabían aprovechar al máximo las reservas alimenticias, recordaba a su abuela hacer conserva con casi todo: incluso con las sobras de algún guiso y qué decir de su huerto maravilloso donde recolectaba  en los días buenos, cuando los fríos y nevadas lo permitían, un su invernadero en el que variedad de vegetales cosechaba, luego se pasaba días elaborando un arsenal que luego almacenaba como el mayor de los tesoros y  jamás se le hubiera ocurrido desperdiciar lo más mínimos de sus contenidos.

   Su madre también había heredado aquella peculiaridad pero ya no tenía interés en cosechar y lo compraba que era más cómodo, aunque provinieran de otros países, pero nunca tiraba nada y más recordándole siempre a ella y a sus hermanos que había mucha hambre en el mundo como para ir tirando alimentos a la basura y así aprovechaba para hacerles comer más.

  No consiguió la custodia de Ángel, ella lo bautizó así: Ángel. Pensó que era un ángel que ella tuvo la suerte de rescatar y así lo llamo durante toda la vida, su Ángel.

   Pepa pensó que era un regalo divino en una especie de delirio momentáneo.

   Lo halló una noche fría en el contenedor de la basura, escuchó el rumor de su débil llanto y pensó que era un gato o algún animalito similar y rebuscó con cuidado  algo asustada y fue para ella un shock comprobar que era un bebé, lo cogió con esmerado cuidado entre sus manos temblorosas y amorosamente lo acogió en su pecho  donde el corazón le latía como nunca y tuvo la sensación que ella siempre  imaginó que siente una madre al coger por primera vez al hijo deseado.

  Fue apresurada a su casa arropándolo en su abrigo que inmediatamente se había quitado para tapar su cuerpecito desnudo.  Después de atarle el cordón umbilical que aun sangraba y comprobar que estaba perfectamente porque ella casualmente lo sabía ya que había estudiado medicina, pero no había estudiado la manera de no convertirse en delincuente al pensar quedarse con Ángel, pero no pudo ser, hubiera querido ser la mayor de las ladronas entonces. Después del hallazgo tuvo que desprenderse de él, con su corazón afligido, enfrentarse a la burocracia y no conseguir la custodia que rogaba, aquella situación la dejó realmente trastornada.

     Por eso, por aquel motivo tan poderoso, Pepa buscaba en el contenedor y en otros y no le importaban miradas de burla y había conseguido rescatar una vida, también mucha comida para los animalitos salvajes y callejeros y hacer autoanálisis de lo despilfarradores que llegamos a ser…

Sobre todo había conseguido mecer entre sus brazos amorosos a Ángel el niño que nunca pudo tener y que por una noche disfrutó de su aroma a vida nueva a calidez tierna entre su pecho tembloroso.

 

  

  En homenaje a Pepa con cariño.

 

 

 

Rafi Hermosa    14-3-2016   Murcia  (  España)

Visitas: 205

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Poesia, pensamientos y reflexiones. para añadir comentarios!

Participar en Poesia, pensamientos y reflexiones.

Comentario por TRINA MERCEDES LEÉ DE HIDALGO el julio 4, 2016 a las 2:54am

Lindisimo trabajo en forma de cuento  bien redactado, con secuencia en las ideas y un encantador tema en desarrollo, felicitaciones por lograr que este personaje humilde y solitario te atrapara como lo haces con los que tenemos la dicha de leerte.

Comentario por rafi hermosa el marzo 22, 2016 a las 12:35am

gracias Isabel rizzo  por tu comentar y ese clamorrrr!!!!!!!!!!!besicos compañera

gracias Enrique , como mi padre, por felicitar a Pepa  y felicitarme por hablar de ella.

Comentario por Enrique Nieto Rubio el marzo 19, 2016 a las 8:33pm

FELICIDADES POR ESTA HISTORIA DE PEPA HOY SU SANTO , 

SALUDOS . A SI QUE FELICIDADES A TODAS LAS PEPAS JOSEFAS Y JOSE, 

Comentario por isabel rizzo el marzo 18, 2016 a las 5:16am

Que mágnifica tu forma de relatar, y su contenido!

¡Me encantó tu mensaje!!!!!!!!!!!!!!!

Comentario por rafi hermosa el marzo 17, 2016 a las 9:08pm

MARÍA CARBONELL, SIENTO  MUCHISIMO LO SUCEDIDO A TU AMIGA ,.

GRACIAS POR TUS COMENTARIOS .Resultado de imagen de imagenes de agradecimiento

Comentario por rafi hermosa el marzo 17, 2016 a las 9:06pm

MUCHAS GRACIAS  LUIS GONZALO  POR LEERME Y DEJARME TU ABRAZO.

GRACIAS COMPAÑERA  KATY  POR TUS PALABRAS Y PR TU TIEMPO,

ENCANTADA  JOSÉ DE JESÚS DE QUE MI RELATO TE HAYA ENGANCHADO,  QUE LA HISTORIA DE PEPA  SIRVA POR LO  MENOS PARA QUE TÚ DEDIQUES EL TESORO DE TU TIEMPO  A LEERME,

¡HAY CELESTE!  TÚ, AMABLE  COMPAÑERA LITERARIA SIEMPRE DEJÁNDOME UNAS PALABRAS  DE CARIÑO Y ALIENTO, GRACIAS DESDE MI CORAZÓN.

EDIHT ELVIRA  UN HONOR QUE DEDIQUES TU TIEMPO HERMOSO A LEER MIS COSAS Y ME DEJES  TUS PALABRAS.

QUERIDA JOSEFA ME LLENA DE ORGULLO Y ANIMO QUE ME REGALES  ESE DESTACADO Y QUE  ME  SONROJA ANTE  MI ALEGRÍA  DE SENTIRME NO MERECEDORA, PERO YO DESDE MI HUMILDE CORAZÓN DE ESCRITORA AFICCIONADA  TE LO AGRADEZCO.Resultado de imagen de imagenes de agradecimiento

Comentario por LUIS GONZALO MACHADO SÀNCHEZ el marzo 15, 2016 a las 3:44pm

Bello relato,sentimientos profundos de solidaridad y ternura,felicidades Rafafi,un cordial abrazo

Comentario por JOSE DE JESUS GIL DELGADILLO el marzo 15, 2016 a las 7:33am

MUY HERMOSO  Y CONMOVEDOR REGALO... RAFI

TE HE SEGUIDO. LETRA A LETRA.. ME HAS CLAVADO 

EN ELLAS.. CON  SINGULAR INTERES - FELICIDADES.. !!

Comentario por celeste hernandez el marzo 15, 2016 a las 7:21am

la vida siempre la vida cada quien la vive,y ella lasupo vivir gracias por compartir. celeste

Comentario por Edith Elvira Colqui Rojas el marzo 15, 2016 a las 5:38am

bello relato.

© 2019   Creado por Yoli.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio