Poesia, pensamientos y reflexiones.

El desván del poeta.

Quítanos Señor todo rastro de amargura

Quítanos Señor todo rencor escondido

Quítanos Señor toda altivez y soberbia

Quítanos Señor es demonio que se esconde.

Libres de todo esto queremos adorarte

Con verdadero amor, sencillo y humillado

Reconociendo Tu Poder y Tu grandeza

Que con todo lo que somos, ante Ti no somos nada.

Todo el honor y la gloria a Ti te pertenecen,

Cómo creernos grandes, como creernos sabios

Si todo lo que somos, de ti lo recibimos

A Ti te lo debemos, nosotros simples mortales engreídos

Con lo poco que sabemos, nos creemos grandes

Hablamos de Ti, llenándonos la boca, como los únicos,

Los imprescindibles, los elegidos, los llamados, los bendecidos.

Aquí Señor nuestra alabanza, nuestra adoración se convierte

En soberbia, vanagloria, en palabras vacías carentes de humildad

Llenas de una falsa grandeza, conocimiento y verdad.

No permitas Señor que esto nos pase,  que no caigamos en tentación

De creernos grandes, únicos y casi perfectos, apartarnos del resto

Para no contaminarnos, para no mancharnos.

Pero si Tú Señor viniste a morar entre pecadores, unos más unos menos

Que ninguno podía botar la primera piedra, ninguno era justo Señor

Todos llevaban pecado, pecado bien escondido, pero que Tú lo veías.

Tú viste el corazón de la pecadora, no la condenaste, la salvaste.

Con amor le dijiste “Vete y no peques más”, limpiaste su corazón

Y tu moraste en Ella, alumbrando sus días, su caminar.

Ahora Señor con humildad te pido, borres mis pecados,

Mis amarguras, mis rencores escondidos, todo aquello Señor

Que habita en mí, que es indigno de estar en mí,

Lléname Señor, de paciencia, tolerancia y humildad.

Derrama Señor tu Santo Espíritu, lléname de tu gracia,

Mora en mi… quédate. Acompáñame siempre, sé la luz en mis días,

Mi refugio en las noches. Mi abrigo en el frío, el calor que da vida.

El fuego eterno que abraza y no consume.

Dame sabiduría para obrar correctamente, dame discernimiento

Para que pueda ver cuando una acción está bien y cuando está mal.

Pero por sobre todo Señor, dame tu amor para transmitirlo

A mi prójimo, al enfermo, al necesitado, al intolerante,

Permíteme Señor dar amor sin excepción ninguna.

 Amen.

Autor Jorge Ayllón Navarro

Visitas: 539

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Poesia, pensamientos y reflexiones. para añadir comentarios!

Participar en Poesia, pensamientos y reflexiones.

Comentario por Jorge Ayllón Navarro el junio 19, 2013 a las 1:36am

Comentario por Jorge Ayllón Navarro el junio 19, 2013 a las 1:13am

Comentario por Jorge Ayllón Navarro el junio 19, 2013 a las 1:07am

Comentario por Jorge Ayllón Navarro el junio 19, 2013 a las 1:01am

Comentario por TRINA MERCEDES LEÉ DE HIDALGO el junio 17, 2013 a las 7:30am

LA FE TRANSFORMADA EN POESÌA, EN PROFUNDAS REFLEXIONES MISTICAS, GRACIAS POR SUBIRLO PARA NUESTRO DELEITE.

TRINA

Comentario por Iris del V. Ponce P. el mayo 17, 2013 a las 4:26am

Jorge...

Gracias por compartir y dejarnos tan bellos sentimientos en esta sentida oración.

Un gusto leerte

Cariños

Comentario por Jorge Ayllón Navarro el mayo 16, 2013 a las 2:29am

Comentario por Jorge Ayllón Navarro el mayo 16, 2013 a las 2:16am

Comentario por Jorge Ayllón Navarro el mayo 16, 2013 a las 2:05am

Comentario por Teresa Ema el mayo 16, 2013 a las 1:58am

Hermosa y sentida oración que nos compartes, si me permites me uno a ella.Gracias por compartirla.Un beso.

http://www.imagenes1.com/thumb-grande/agradecimientos/ositos-muchas-gracias.gif

© 2019   Creado por Yoli.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio