Poesia, pensamientos y reflexiones.

El desván del poeta.

RODARON PIEDRAS HASTA QUE APRENDÍ A TALLARLAS

 

Muchas veces hubo en mis manos piedras que me golpearon, esas mismas piedras, las recogía, unas duras para moldearlas, de hacerlas, con un rostro triste, igual que ese corazón herido por la incomprensión de no entender ni comprender porque el amor no llegaba a mi puerta para quedarse feliz, recibía quizás migajas, se reflejaban en llanto, lágrimas en ser penumbras, por no poder ser luz para mis pasos.

No era noble mi juventud me hacía de roble, la mentira bullía como mi desgracia, en esos tiempos el poeta era torpe, el caminar un desastre, el hablar parlanchín y enredado, me revelaba ser rustico de corazón y alma, lo que nadie sabía que mi actuar y modo de ser era doloso por ser muy tímido, el miedo y temor me hacían ser corto de palabras, y el léxico y la mala lectura de mi entender, no era fácil ser poeta cuando las palabras quedaban heridas por mi mala ortografía.

Así que las rocas se rebelaban y me llevaban a rodar cuesta abajo, para volverse mil pedazos y no poder hacer nada con ellas, no era escultor, ni nada parecido, los cinceles no respondían, quedaban romos, por no tener la delicadeza, ni la curia, me fallaba el pulso, el martillo de bronca busca como herirme, rasgar mis carnes, para que desistiera de mi intento por tallar una roca más.   

Tarde años en comprender la conciencia inerte, en buscar la esencia, su forma, textura, color, tarde mucho tiempo en hallar de cada una de ellas su lectura, su gran dureza, porque era igual o peor que ellas, no tenía sensibilidad ni delicadeza, hasta las piedras, necesitan de un corazón amable para ser noblemente comprendidas.

Debió ser el peso de las mentiras, al jugar al engaño, aunque no sabía de revanchas, de venganzas el subconsciente se cobraba sin querer muchas deudas, al presentir que no era sincero, con solo verme, que tomaba el cincel o el martillo, ante mi asombro se desboronaban en ser solo arenas, llegaba el viento y de un solo golpe viajeras se las llevaba.

Mailov, mi musa se avergonzaba de mi manera y forma de ser, tan tosca, burda sin clase ni glamour para inspirar siquiera una leve amistad. Me faltaba aplomo, seguridad, arrojo, no tenía la osadía de romper el hielo, de sacarle una chispa al humor, carecía de rasgos que llamaran en algo la atención, una bella sonrisa de inmediato se quedaba como mármol petrificado.

Hasta para querer, amar, sentir, vivir necesitaba de algo más, ese era mi aprendizaje, así que Mailov, mi musa imaginaria con uno y mil rostros se enamoró de mí, solo que yo no podía bajarla de su pedestal, sacarla de mi mente para hacerla humana he interactuar con ella, Mailov, permanecía como en un balcón, era mi diva, vestía de tules transparente, pero era hábilmente recatada, como diez pliegues uno y de otro color al caminar la hacían ver vaporosa, angelical, si era cierto que esas telas dejaban ver su talle, su escultural cuerpo, no podía desnudar sus encantos torneados como la criatura más femenil de entonces solo en mi mente.

Algunas veces, muy pocas veces se dejaba ver en otras mujeres, me las fue presentando como amigas, con una consigna astuta… Qué me enamorarán, que me sedujeran, no sabía que trato hacía, así fue como ella consiguió que mis emociones de roca muerta resucitaran al fuego de sus llamaradas lésbicas, me fueron enseñando como tallar, como tomar el cincel, como dar esos golpes suaves y certeros hasta lograr ser una obra maestra.

Luego de veinte años de eterna compañía, a mis cuarenta años me revelo que las rocas tenían una cara, un rostro, que tenía que hallar sus ojos en medio de sus infiltradas arenas, e ri mucho más allá, de buscarles su corazón hasta hallar también su alma, No solamente ello, si no encontrar sus sentidos, su tacto, y cuando ello sucediera un fuerte abrazó saldría de la misma nada, saltarían besos como lenguas en llamaradas, escaparían caricias tan sensuales, que me doblarían en aceptación para comenzar a tallarlas a mi imagen y semejanza.

LEO FRANK PARK

LUIS FRANCISCO PARDO HUERTAS

10-04-17

Visitas: 117

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Poesia, pensamientos y reflexiones. para añadir comentarios!

Participar en Poesia, pensamientos y reflexiones.

Comentario por JOSE DE JESUS GIL DELGADILLO el abril 30, 2017 a las 9:06pm

EL APRENDIZAJE. NUNCA TERMINA. MI QUERIDO AMIGO

MOTIVANTES LETRAS.. FELICIDADES

Comentario por Enrique Nieto Rubio el abril 19, 2017 a las 9:13pm

muy bueno tu escrito amigo , 

saludos . 

Comentario por celeste hernandez el abril 18, 2017 a las 7:46am

FELICIDADES ARTESANO DE CORAZONES Y ALMAS, GRACIAS POR COMPARTIR LEO UN PLACER LEERTE. CELESTE.

Comentario por Ligia Rafaela el abril 12, 2017 a las 9:11pm

Apreciado Luis,  tus letras regiamente expuestas

en un poema que estimula los sentidos del que

lo lee y nos permiten recorrer tu emotivo y profundo sentir.

 

Un abrazo fraterno.

 

Comentario por LUIS GONZALO MACHADO SÀNCHEZ el abril 11, 2017 a las 1:13am

Hermosa historia narrada con una prosa elegante y sensible,felicidades,un cordial abrazo

Comentario por Josefa Alcaraz Martínez el abril 10, 2017 a las 7:58pm

© 2019   Creado por Yoli.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio