Poesia, pensamientos y reflexiones.

El desván del poeta.

-No quiero que broten tus lágrimas

por el dolor ausente del cuerpo.

prefiero que sigas, hermana,

nombrándome como en los viejos tiempos.

 

Tú y yo seguiremos unidos

en la voz del viento encantado,

en la luz de un ave y sus trinos

y en el eco de un sueño apretado.

 

Recorrimos tantas aventuras

siempre tomados de la mano,

que no puede la Parca y su negrura

separar los dedos de tu hermano.

 

En el rostro del hijo de ésta tierra

verás mi sangre de Canario

y en el titilar de una estrella

mis ojos te han de ir acompañando.

 

Así que, ¡Vale, mi niña, ya no llores!

acostumbra tu ser a otra estampa

pues no existe ni el dolor de los dolores

que haga llorar a una guanche de mi raza.

 

Si venimos a sufrir, ¡Pues adelante!

y con sonrisas mojándonos la cara

que por algo somos hijos de Cervantes

e hidalgos de la brava España.

 

¡Vamos anda, a continuar la marcha

hasta la meta final del paraíso!.

Mentón erguido, la frente alta

y en el amor…¡Por siempre unidos!-

 

Luego la voz se llamó a silencio

Y se alejó del hueco de mi almohada.

Solo quedó este sabor a cuento

Y la foto de mi hermano entre mis palmas.

Mely Bethencourt

Visitas: 2050

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Poesia, pensamientos y reflexiones. para añadir comentarios!

Participar en Poesia, pensamientos y reflexiones.

Comentario por Laura López el abril 28, 2013 a las 3:50pm

Precioso poema Mely, recuerdos anidados en un seguro gran corazón , sentimientos bien puros pincelados con la armonía de unos  versos hermosos. Me dejaste de veras sin palabras, lo he leído varias veces de tanto que me gustó.
Toda  una experiencia leerte, fue un verdadero placer. 
Recibe un afectuoso saludo. 

Comentario por ANGIEMAR el abril 23, 2013 a las 4:39am

UN NOBLE RECUERDO...MUY BELLO MELY.

ANGIEMAR

Comentario por Mely Bethencourt el abril 23, 2013 a las 2:12am

Es un gran honor Isabel, el que haces al visitar y leer este poema donde se expone el amor entre hermanos. Estos versos nacieron luego de la desaparición física de mi hermano, el cual era mellizo conmigo.

Comentario por Mely Bethencourt el abril 23, 2013 a las 2:09am

Gracias Ricardo por tan filosófico comentario y por traer esa frase de Neruda como corolario de tan excelente reseña para elogiar mi humilde poesía.

Comentario por isabel rizzo el abril 22, 2013 a las 4:36am

Lo intangible, lo que no tiene palabras para describirlo , aquello que está tan fuertemente arraigado, es indisoluble al pesar, a todos los dolores, porque la fuerza del amor fraterno, traspasa las barreras de la  fenitud. 

Comentario por Ricardo Alvarez Morel el abril 22, 2013 a las 4:18am

En la biblioteca de nuestra mente se alojan todas las historias que hemos escrito en el devenir de los días. De igual manera los sentimientos también forman sus páginas y ellas recorren desde nuestro inconsciente hasta los momentos conscientes. De esto se desprende este poema que posee dos personajes que suplantan a la desaparición física por el acercamiento espiritual. Como hombre, el hermano le da valor a su hermana desde el más allá. Cielos y oscuridades no pueden apartar el sentimiento, y de ello se nutre este poema., pero esto que digo ya lo afirmó Neruda cuando expresó:

"El estilo no es sólo el hombre. Es también lo que lo rodea, y si la atmósfera no entra dentro del poema, el poema está muerto; muerto porque no ha podido respirar". Tu poema, Mely, tiene estilo y habrá de perdurar porque le sobra oxígeno. Felicitaciones.

© 2019   Creado por Yoli.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio