Poesia, pensamientos y reflexiones.

El desván del poeta.

Una boca reseca

en el desierto de tu piel

entre las barricadas de tus poros

en la soledad de tu pelvis

allí donde mueren las palabras

donde nada es igual al cielo

ni lo ensortijado de tus vellos

ni los nubarrones rosas de esos labios

ni la cálida humedad de tu vagina

ni el cosquilleo ardiente de tu clítoris

ni las aristas deliciosas de tus ficciones

nada pueden hacer mis labios

de paladar dorado en amaneceres

nada digo

que no sea vestirme con tus emociones.

Un dedo que señala

por donde se ha ido el mediodía

en esa marcha opaca

se fueron partes de mis ayeres

ya no hay memoria que los registre

ni piedra que escuche sus imprecaciones

en nuestra habitación quedamos

los que fuimos trajinados por amor

sobrevivientes de los remezones

de la voluptuosidad de tu suplica

de los rugientes versos de mis oraciones

ahora desnudos

humedecidos por la gracia de este coito

te repliegas rendida sin prendas

solo el ropaje de los gemidos

las intimas prendas de las vocales

la perfecta sincronía de tus muslos abiertos

que dejan que la luz descubra

como hay portales por los que ingreso

a agradecerle a los dioses tanta paciencia

como se puede hacer que las sombras

desplieguen la estreches de los sentidos

brillo apagado que se torna sol

cuando los dos celebramos por esta inocencia.

 

Roberto Brindisi

 

Visitas: 57

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Poesia, pensamientos y reflexiones. para añadir comentarios!

Participar en Poesia, pensamientos y reflexiones.

© 2019   Creado por Yoli.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio