Poesia, pensamientos y reflexiones.

El desván del poeta.

Las manos apoyadas
sobre la ventana
la mirada perdida
sin poder ver nada.

Los cabellos enlazados
en finos tormentos
olvidados de cepillos
lacas y ungüentos.

Dime, joven mujer
donde están tus pensamientos
donde reinan tus recuerdos
tu risa, tu sufrimiento.

“Vivo de la desdicha
de la pena y el remordimiento
de lágrimas que alimentan mi alma
y alegrías que existieron en el tiempo.

Vivo de la esperanza
de saber que en un momento
la vida me deje ser
parte del firmamento”.

La joven mujer se queda
contemplando el universo
esperando convertirse
en esposa del silencio.

Tiene los ojos cerrados
tiene los labios sonriendo
notando como le da la vida
lo que siempre ha estado pidiendo.

Tranquilidad, paz y sosiego
todo unido y por entero
ya sea en el mismo cielo
ya sea en el infierno.

Visitas: 62

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Poesia, pensamientos y reflexiones. para añadir comentarios!

Participar en Poesia, pensamientos y reflexiones.

Comentario por conchi el septiembre 28, 2009 a las 10:30pm
Hola Pablo:
La verdad es que lo dije muchas veces, lo admito y aun hoy no me siento tan cómoda como debiera.
Si algo tengo que agradecerte, entre otras muchas cosas, es que siempre has sido sincero conmigo, incluso cuando me decias que mis escritos eran ñoños, como yo, jajaja.
Si , tuve que soportar aquella época de ñoñeria , con infinitas ganas de mandarte a freir espárragos, pero gracias a una paciencia que no tengo pude soportar tus críticas ( siempre dichas con todo el respeto del mundo ) e ir prosperando y haciendo mis escritos cada vez mejor.
Asi que, si ahora me dices que son bonitos y que estoy que me salgo, no me queda más remedio que crecerme, aunque ya me gustaria crecer a lo alto y no a lo ancho.
Te estoy muy agradecida por todo lo que me has ayudado, por los consejos que me has dado y por las peleas que hemos echado; porque como discrepante eres el mejor, jajajaja.
Un besito
Comentario por conchi el septiembre 26, 2009 a las 7:57pm
Hola Pablo:
Hace algún tiempo tenia una excelente silueta. Era alta, delgada, buen tipo...
Ahora estoy un poco decepcionada de mí misma. He puesto diez kilos, la ropa me queda pequeña y aquel cuerpo esbelto ha desaparecido.
No paro de darle vueltas a la cabeza pensando qué pudo pasar para que mi cuerpo cogiese tantos kilos en un tiempo tan corto.
No obstante, atando cabos por aqui y por alli he llegado a la conclusion de que la culpa la tienes tú.
Sí, tú , no te extrañes tanto.
Cada vez que escribo algo y me dices que es bonito voy corriendo y me peso: 200 gramos más.
Y lo peor de todo es que, con este comentario que me has hecho he engordado medio kilo.
Ahora estoy ante un dilema: o dejar de escribir, cosa que no estoy dispuesta a hacer porque me encanta, o prohibirte que me comentes, cosa que tampoco voy a hacer porque me encanta que me adules.
Asi que, vistas así las cosas, pronto me veré con 100 kilos de grasa.
¡cosas de la vida, qué vamos a hacer!
Pero vamos, que tú sin remordimientos; sigue, sigue adulandome, jajajajaja.
Un besito crujientito y mil gracias, de todo corazon.

© 2019   Creado por Yoli.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio