Poesia, pensamientos y reflexiones.

El desván del poeta.

1

 

TENDIDO BAJO EL PARRAL

Vengo de la vendimia, de vendimiar

 entre las parras de los emparrados,

uva grande, dorada, hermosa,

racimos dulces como la miel, prietos

como capullos de rosa,

mosto con fulgores que se saborea

uva a uva en la boca.

 

El cesto va a las espaldas,

yo delante, tú detrás,

tus manos lo va cargando

y a mí, no me pesa nada.

 

Ay, la redondez de la uva

la piel suave y rosada,

 tu mirada en la montaña

la cara brillando al sol

mientras tus pechos se movían

dentro de tu bata gris.

 

Viña deseada, recovecos de las parras,

piel con piel, brazos abrazando,

mientras yo entraba a vendimiar

y vendimiaba,

borracho de tanto vino

tendidos bajo el parral.

 

 

2

CARTA

He  leído el cuento que no escribiste. Sí, el papel estaba en blanco y, aún así, se transparentaban las palabras. Eran relucientes y chiquitas, duras como perlas y tiernas como gotas de pupilas...que no eran tan inmaduras, ni ácidas como los limones, sino todo lo contrario, las noté dulces como gajos de naranjas, cuyo zumo chorrea por la boca.

 

Un nudo me ataba la garganta

y nombrarte era imposible,

cogí una flor de primavera

la acerqué a mi cara, la besé

y tintinearon los pétalos de la rosa.

 

El papel entre mis manos se arrugaba, aunque era de plata, liso, brillante como tu alma. ¿Lo ves? la piedra la han quitado, han hecho un puente y, en una esquina, hay un ánfora. Todo se ha iluminado, las heridas curadas, ¿lo notas? ¡anda! cuéntame el cuento que nunca escribiste

con una sonrisa en la cara.

 

Agua viva que corre

riachuelo abajo

la bebo entre las manos

aunque a cada sorbo

el río pasa.

3

EL PODER DE UN POEMA

No es un poder imaginario

ni propio de ultratumba o extraterrestre

que mira con otros ojos este mundo

para defenderlo por ley y mando

siempre respondiendo del orden de las cosas.

 

Tampoco es un poder de brujería

ni domina los vientos más extraños

pero si tiene peculiaridades excelsas

sensateces y, a veces cosas sin sentido.

 

No es un poder que pueda

a base de músculos y esfuerzos

ni siquiera es un trabajo remunerado

ni una energía perdida en un ciclón.

 

Mi poder es un poema, un murmullo,

un silencio que habita en los sentidos,

una debilidad, un sueño,

óleo de colores que se extienden

penetrando por la grama de una tela,

por los poros de la piel

por los ojos de la cara

como lágrimas de pasión y sementera,

con palabras que dicen lo que pienso

porque el verbo, el ritmo, el canto y la cadencia

es el poder que yo tengo

hecho esperanza, ilusión, cuerpo y alma.

 4

 TODO PASA Y NADA QUEDA

Casi todo se pierde con el tiempo

y nada se recupera totalmente.

 

Hay cosas que se van de la memoria

y otras que se nos caen de las manos.

Unas veces, te las abren por la fuerza,

otras, se te ablandan por indiferencia.

 

Nos perdemos nosotros en la materia

arrancándonos jirones en el alma

y todo cuanto hay se va muriendo

por los años o el destino que forjamos.

 

Olvidamos los abrazos que nos dimos

y los besos se evaporan en el éter,

vaciamos ilusiones  al vivir día tras día

y los deseos se conforman en la nada,

 

Que injusto es saber que las estelas

que dejamos en el paso de la vida

son como hogueras humeantes

que dejan rescoldos  del pasado.

 

Cada otoño son cascadas de agua fría

que cae sobre el amor enamorado

y río abajo se pierde  en la marea

diluyéndose la vida en el océano.

 

La madurez es un ocaso que sosiega

como un truco de la existencia

para que podamos estar en este mundo

esperando, tranquilos, pasar la lontananza.

 

 5

 

LA REALIDAD

 

La triste realidad

es el aquí y el ahora,

lo que se vive al momento,

lo que pernocta en nosotros,

lo que sucede con monotonía,

lo que empuja, lo que sorprende,

lo que duele, lo que alegra, lo que hay,

lo ausente y lo presente, lo fue y lo que es.

 

Y esta es la buena o mala realidad concomitante:

el sueño y el deseo inalcanzable e intermitente

como un cielo muy azul o muy nublado,

el paseo de la tarde y los amigos,

la soledad y el trabajo,

el tiempo que pasa,

el verso oculto,

la página,

el sol,

tú,

yo.

 

6

 

FLORITURAS AL VIENTO

 

Aventa de mi la parva

y que se la lleve el viento,

que se renueve la nostalgia,

que luzca el trigo en su tallo,

que se cimbree con el viento

y brille con el sol de la mañana

en el silo de mi ánima.

 

 © Luis Vargas Alejo

 

 

 

 

Visitas: 37

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Poesia, pensamientos y reflexiones. para añadir comentarios!

Participar en Poesia, pensamientos y reflexiones.

Comentario por Luvar el mayo 25, 2019 a las 7:27pm

Gracias Enriue Nieto por tu comentario

Comentario por Enrique Nieto Rubio el mayo 25, 2019 a las 11:00am

muy bueno tu escrito desde la vendimia hasta este final de todo lo vivido 

saludos . 

Comentario por celeste hernandez el mayo 22, 2019 a las 8:21am
PRECIOSO RECONOCIMIENTO, A TANTAS Y MAGICAS LETRAS QUE NOS COMPARTES.Gracias de corazón.Celeste.
Comentario por Luvar el mayo 20, 2019 a las 10:41am

Muchas gracias por este merecimiento y reconocimiento. Me emocionais porque creo que no lo merezco.

Comentario por celeste hernandez el mayo 20, 2019 a las 8:56am

Felicidades por ese maginifico juego de palabras. Merecido destacado. Celeste.

Comentario por Josefa Alcaraz Martínez el mayo 20, 2019 a las 2:51am

Comentario por Críspulo Cortés Cortés el mayo 19, 2019 a las 8:32am

© 2019   Creado por Yoli.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio