Poesia, pensamientos y reflexiones.

El desván del poeta.

UN VIAJE AL PAÍS DE LAS ETERNAS MARAVILLAS

Cuento breve dedicado a Julieta y a Tiara que está de paso por la Argentina.


UN VIAJE AL PAÍS DE LAS ETERNAS MARAVILLAS

Llego la hora de la siesta, la tardecita era calurosa, una suave brisa soplaba entre los árboles meciendo suavemente las hojas. un gran silencio rodeaba el lugar, interrumpido por el piar dealgún pajarito.

Tiara y Julieta se quedaron dormidas, luego de darse un chapuzón en la pileta de la casa.

Tiara está de visita en la casa de su abuela, viajo desde su país los EEUU, Julieta la esperaba con ansiedad para jugar con ella.

Corretearon toda la mañana y exhaustas se quedaron dormidas.

Dos mariposas de colores revoloteaban sobre sus cabezas.

La mariposa lila se posó en la nariz de Tiara, entrando en su sueño e invitándola a hacer un viaje, por el país de las eternas maravillas.

Lo mismo sucedió con Julieta con la mariposa rosa, aceptaron las dos encantadas y trepadas a las alas brillantes de las mismas, emprendieron el más hermoso de los viajes hacia el País de las Eternas Maravillas.

Tomadas de las manos, observaban, extasiadas como surcaban ríos, montañas animales que corrían sorprendidos con su presencia.

Las mariposas se detuvieron, y suavemente la depositaron en una playa que parecía desierta, en la palmeras colgaban racimos de caramelos, la arena no era arena era azúcar morena, el mar tenía el sabor de las gaseosas, todo era un manjar, galletitas de chocolate volaban por los aires. ella se tomaron de las manitos, estaban sorprendidas.

De pronto escucharon un chistido, se volvieron y escucharon a una tortuga de colores que las estaba llamando. Detrás de ella aparecieron otros animalitos que se fueron presentando: el conejo azul: Pipo; la tortuga Manuelita, pero no la de la canción, ésta es una prima segunda de aquella.

El ciervito rojo: Lulo; los monitos amarillo y blanco: Pepito y Tomas.

Reían contentos saltando en ronda con las niñas, que de tan felices no se sorprendieron que los animales hablaran como ellas.

Las invitaron a pasar el día en una gran fiesta, que le estaban preparando a la jirafa Pepa que cumplía los años y le habían preparado una fiesta sorpresa.

Así fueron montadas en el burrito verde: Juan, que las llevaba sobre su lomo hasta una casa muy grande, muy alta donde vivía la jirafa Paula con su familia, el jirafo Pedro y los jirafitos gemelos, Chucho y Chuan.

Cuando llegaron a la puerta hicieron silencio, las chicas golpearon, cuando la jirafa Paula salió, aparecieron todos los animalitos y le cantaron el “Cumpleaños feliz”, que las chicas les habían enseñado, ya que ellos en ese país no lo conocían.

Pasaron una tarde increíble, viendo y escuchando la alegría de los animales que vivían felices sin que los humanos les hicieran daño.

Cuando caía la tarde y el cielo comenzaba a ponerse rojizo, las mariposas volvieron a buscarlas Se despidieron de sus nuevos amigos y la llevaron nuevamente al lugar donde estaban durmiendo la siesta.

Cuando la mamá de Tiara las despertó, le contaron del viaje que habían realizado.

La mamá sonrió, y les dijo: “Han tenido un bonito sueño, vamos a merendar.”

Tiara y Julieta se miraron y con una pícara sonrisa, se prometieron que esconderían para siempre el hermoso viaje al País de la Eternas Maravillas.


Con Amor, para Julieta y Tiara de la Abuela y tía abuela María Rosa

28-6-09

Visitas: 126

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Poesia, pensamientos y reflexiones. para añadir comentarios!

Participar en Poesia, pensamientos y reflexiones.

Comentario por María Rosa el junio 29, 2009 a las 10:53pm
Gracias amigas por detenerse a leer un cuento infantil!!!
Cariños María Rosa
Comentario por Mabel Martinez el junio 29, 2009 a las 7:51pm
Realmente muy bello.se encuentra dulzura y atracción poe el texto.

© 2020   Creado por Yoli.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio