Poesia, pensamientos y reflexiones.

El desván del poeta.

Mi menisco:
Pareja me operó, el menisco me estirpò y en mi mano me lo entregó.
Con aguja y dedal me cosieron sin piedad debajo del delantal.
Liendo me anestesiò, las piernas me adormeciò y el suero me colocó.
Entre médicos y enfermeros dialogaban, me curaban y en camilla me paseaban.
Me vendaron mi rodilla hasta la canilla para luego usar zapatillas.
Mis piernas con hormiguéo
Se paseaban en cuero del
Quirófano a la habitación sin sentir sensaciòn.
Esta experiencia divina es por trepar a lo guazo sacándome el pedazo.
Poeta y escritora:
Cristina Revuelta

Visitas: 12

Responde a esto

© 2017   Creado por Yoli.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio