“ANGEL”

 

De pronto le entraron ganas y allí estaba nuevamente haciendo acto de presencia, contra viento y marea, sacando fuerzas de flaqueza. Llegaba después de muchos días de ausencia, y desplegando esfuerzo, arrastraba su cuerpo hasta aquel lugar, donde su alma sentía que vivía, y transformaba su depresión, angustia, tristeza y melancolía en una rotunda alegría, y a la rigidez de su cuerpo le enseñaba a sonreír, por fuera pues a decir verdad mucha falta le hacía. Por dentro también reía, aprendió a reír con los ojos del alma en silencio, hasta el borde de las lágrimas.

Allí en aquella ventana disfrutaba lo que le quedaba de vida. Cuanto tiempo sería, no lo sabía, pero de que tenía que irse no había la menor duda. José Manuel sabía que en cualquier momento así sería. Entonces recordó.

Fue un día DORADO de luz, sol y calor, viajando en” Pipiolo"(jumento), llevaba el desayuno a su" tayta"que trabajaba arando la tierra (herencia de familia). Llevaba una cesta y en ella había torrejitas de maíz.- choclo molido en batán de piedra, preparada con harina de trigo y huevos batidos, fritas con manteca de cerdo en sartén calentada en fogón ardiente por la leña de algarrobo. La fritura era acompañada con salsa de cebolla cortada en finas  plumas (su madre era una experta en ese tipo de corte), bañada en jugo de limón, ají cortado en pequeñas rodajas y sal al punto. También llevaba un termo con agua caliente, una botellita con café pasado en azúcar quemada y varios panes del tipo marraqueta

..Cada vez que se asomaba a la ventana, al abrirla, sentía que su alma alegre y creativa, escapaba por ella. Entonces, se llenaba de entusiasmo, cantaba, y reía a carcajada limpia, como aquellos días, que su fresca risa, traviesa y contagiosa, atravesaba el espacio, perdiéndose en los últimos rincones de la tranquila y oscura noche.

Aquella ventana, llegó a formar parte de su vida. A través de aquel travieso cuadrado podía conectarse con el mundo exterior y llegar a sentir a pesar de todos los problemas, (robos, asaltos, engaños acosos, asesinatos, enfermedades incurables, muertes, muerte y más muertes), que la vida, continuaba su curso interminable, siempre hacia adelante, sin detenerse nunca. Siempre que se asomaba a la ventana, se llenaba de una extraña energía, que recorría toda su alma, entonces...era él. Con sus apenas 8 años, aprendió a disfrutar, esa complicada pero agradable vida del campo. Se sentía, todo un pequeño campesino. Era para su familia una valiosa ayuda, haciendo mandados lo consideraban todo un campeón,lo monto en el rucio diciendo su madre::.- Anda hijo, llévale el desayuno a tu tayta, que de muy temprano está arando con la yunta, el monte de la abuela.- ¡ Y tú!....- dirigiéndose al " solípedo.- acercando su rostro a sus largas orejas, le recomendaba diciendo:.- lleva a" Josma " con cuidado, sin galopar, y con suaves trotes.-Este con mirada lánguida escuchaba y con suaves resoplidos movía la cabeza como queriendo decir que así lo haré. El pequeño arriero, tomaba las riendas, y ordenando al " jumento " con un fuerte ¡Arre! Infantil, se puso en camino.

De regreso, el viejo, lo embarcaba con dos atados de leña amarrados uno a cada lado para balancear la carga, y sacándose el sombrero, alzándolo en el aire, moviendo sus brazos de un lado a otro, le gritaba ¡ hey...hey adiós.. vallan con cuidado! Por el camino, se entretenía observando las aves, mientras que a lo lejos sentía llegar a sus oídos el relinchar de un corcel, y más allá un hermoso canto del ave " chilala, que le anunciaba la hora (chilalalalalalalala...era el canto del ave)

El camino, era un corredor largo, marcado a ambos lados con pedazos palos unidos  en forma paralela vertical ,con alambres de púas, dividiendo las huertas y parcelas, mientras que por uno de sus lados, corría a lo largo un canal de agua fresca, que a base de ingeniosas compuertas desviaban sus aguas, para regar los campos de cultivos.

El pequeño jinete y su rucio continuaban en silencio su marcha, solo las pisadas de pipiolo llegaba a sus oídos en monótono ritmo de taca, taca, taca A lo lejos Josma, podía distinguir a un grupo de trabajadores preparando la tierra en espeso barro, para fabricar los adobes. Cada vez más se acortaba la distancia, para llegar a la conocida " adobería”, un pequeño puente, hecho de tronco de  árboles, y caña brava con tortas de barro mezclado con abundante paja, cubría un espacio de la acequia que atravesaba el camino, el cual servía de pase, para el libre trajinar de los pobladores que a diario lo cruzaban con carretas y ganados.

Allá iba " pipiolo " con su ligero trote, por la margen de una cañada, siguiendo la trayectoria del sendero que lo llevaría de vuelta a  casa, donde lo esperaba, su madre. Distraído, y sonriente, sentado en su fiel amigo, observaba el paisaje que le ofrecía la madre naturaleza, le agradaba ver las aves que sobrevolaban el cálido espacio del celeste cielo. Los campos se veían verdes y hermosos como la esperanza. ¡De pronto! se sintió muy asustado, surcando el espacio por los aires, había dejado al borrico para cabalgar ahora en los lomos de la " galerna ", sirocos aires de" bóreas", donde flotaba como una gris nube, que por su forma y peso descendería de manera violenta para estrellarse con una maciza, roca, sembrada en un recodo del camino, muy cerca de la adoberia. El, no sabía que es lo que estaba pasando, ni porque se encontraba en el aire, solo atinó a gritar ¡Mamá! ¡Mamá! ¡Pipiolo... pipiolito!, ¿Dónde estás?

El" Rozno ", de manera inesperada, de golpe y en seco, había dejado de traquetear, asustado, y medroso por el espanto que le diera una culebra que surgió de entre las pajas del transitado puente para luego escabullirse por un sobaco de la acequia. Lo dejó paralizado, estático.

¡Se mató el muchacho!...gritó la gente que caminaba por el corredor.- su cuerpo viajaba con dirección al gran peñasco, donde terminaría estrellándose perdiendo la vida, pero de pronto surgió algo fuera de lo común. De manera inesperada comenzó a surgir un fuerte viento, que ascendió hasta Josma, y cambiando la trayectoria de su cuerpo, fue enviado hacia las tupidas ramas de un gran sauce con abundantes hojas, que amortiguó el golpe, para luego dejar caer el cuerpo suavemente sobre la fresca grama que crecía en los bordes de la acequia...

. Entró el cuerpo en, calor intenso, por la fiebre que cogió un cierto día, guardó cama y en su lecho deliraba por las noches, no dormía...la ventana, se mantuvo cerrada, no se abría, como extrañaba estar parado en aquel marco. Aun así a su mente cual saeta, le llegaban poco a poco los recuerdos. La gente del campo corrió, al lugar donde lo vieron caer, y lo encontraron sentado, aturdido, lloroso con carita de TRISTEZA y asustado, pero sano. Con ligeros rasguños, producidos por el roce de las ramas, del frondoso sauce. Las señoras, que con frecuencia acudían a la acequia, cuando lo vieron quedaron sorprendidas, lo encontraron, sano y salvo. El asno, cruzó el puente y caminando cabizbajo, se fue acercando, avergonzado, con suaves y ligeros resoplidos, al lugar donde yacía su pequeño amo. Lo subieron a los lomos del jumento, revisaron los amarres de la leña, los FRUTOS que su tayta le coloco en la cesta, vieron que todo estaba en su lugar le dieron unas cariñosas palmadas al Burrito, y lo despidieron con cariño

Los lugareños, conversaban entre ellos ¿qué fue eso? Preguntaban, ¿Suerte?, ¿Azar?, ¿Coincidencia?, ¿Cómo, el muchachito, fue a parar al gran sauce que se encuentra, al otro extremo de la peña? Bendito sea Dios .Fue algo así, como si manos extrañas, le hubiera cambiado el trayecto que tenía destinado. Eso fue lo que realmente pasó... Las manos de un ángel salvaron a Josma

Mientras las mujeres refregaban la ropa, de rato en rato, giraban la cabeza para ver con ALEGRÍA al pequeño jinete y pipiolo, que  se perdían a lo lejos, convirtiéndose poco a poco, en un pequeño punto hasta llegar a desvanecerse en la distancia, desapareciendo del campo visual.

A sus ocho años el pequeño José Manuel había tenido una peligrosa AVENTURA

 

Autor:   Francisco Oliva Quiroz

                 Dotremon

Fecha; 07 de octubre de 2020

 

 

Visitas: 63

Respuestas a esta discusión

"A sus ocho años el pequeño José Manuel había tenido una peligrosa AVENTURA"
Un gusto leerte, Francisco.
UN saludo
Muchas gracias por tu presencia y tu agradable comentario amiga Lazara, me alegra mucho tu visita por mis letras
Saludos y un gran abrazo
Francisco

Maravillosa forma de plasmar con tintes geniales un bello cuadro campirano.Me encanto tu trabajo.Felicidades.Celeste.

Muchas gracias Celeste por tu presencia y tu agradable comentario saludos y un gran abrazo para ti y tu hermosa familia, que siga en progreso tu mejoría
Muchas amigo magi balsell por conciderarlo tu favorito mi aporte ANGEL
Saludos y un gran abrazo

RSS

Si tienes cualquier duda, queja o sugerencia, contacta con las personas de la administración por mensaje privado.

Si te gusta el Bulldog Ingles y lo quieres con pedigrí y con todas las garantías. Clica en el botón.





Buscar en: Google
Buscar en: El desván del poeta

Antes de participar en ésta comunidad, lea estas normas.

Ésta comunidad a partir de hoy, día:11\02\2021 queda  nuevamente abierta a la lectura, tanto de los Blogs, como el foro o los diferentes grupos que existen y los videos, sin necesidad de verse obligada ninguna persona a registrarse, pero si se desea participar, tendrán que registrarse con su nombre, o con un Nick.

Recuerden que la página principal (Blog) es solo para publicaciones propias y han de llevar el nombre o seudónimo del autor o autora al final, el resto de publicaciones, (“copiadas y pegadas de la red”) al igual que todo lo que no tenga nada que ver con poemas, reflexiones, narraciones, etc... Han ir a los grupos, o al foro y, han de llevar también el nombre o seudónimo de su autor o autora, y en caso de no conocerlo, se pondrá: Autor desconocido, o bien: Desconozco el autor.

En ésta comunidad se respetan los derechos de cada autor y por tanto, todas las publicaciones han de ir al final de las mismas acompañadas del nombre o Nick de su autor o autora.

Desde la administración no podemos saber si en algún momento alguien comete plagio, por tanto si en algún momento alguien reclama alguna publicación como propia y demuestra que es suya, la administración no tendrá problemas en eliminar cuantas publicaciones sean necesarias.

La administración deja claro que las imágenes que sean usadas para adornar sus publicaciones, pueden tener derechos de autor y por tanto si en algún momento alguien reclama que se retiren una o determinadas imágenes por ser de su autoría, también serán retiradas ya que en esta comunidad ni se permite, ni se ampara el plagio de los trabajos de otras personas, ya sean escritos o imágenes.

P.D; Las normas impuestas por el administrador que las impuso por su cuenta, ya ha sido cesado de su cargo y por tanto, todas las normas que dictó sin consultar a la administración, quedan a partir de hoy, día: 11\02\2021 eliminadas por ser tan injustas como abusivas  ¡¡Nadie en ésta comunidad está obligado a publicar o comentar si no lo desea!!

ATT. La administración.

© 2021   Creado por Yoli.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio