ENALTECIENDO EL CORAZÓN DEL HOMBRE

 

Estoy cansado del implacable orden y acomodo del universo. Quién o quiénes se ostentan poseedores de la verdad, la virtud, la gracia y la trascendencia. Seres colapsados de funcionalidad, de dirección, castrados de nobleza, inundados de desfachatez manejan los hilos de nuestros destinos.

Estoy cansado de flaquear una y otra vez en mis intentos por revertir una inercia aplastante, producto de la misma distribución apática, engañosa y absurda.

Estoy cansado de arrastrar este copioso lastre que paraliza el deseo por salir a una superficie impregnada de realidad, de una realidad impregnada de ilusiones, de ilusiones transformadas en sentidos, de sentidos traducidos en vida.

Estoy cansado de la ignominiosa herencia otorgadora de valores infames, amañados de belleza, solidaridad y pureza. Transmitidos descarnadamente desde un seno materno despótico y autoritario, abultado de ignorancia, proveedora y generadora de alimento contaminado con rencor y espanto.

Estoy cansado de vanagloriar  la consecución de un logro, solo a través de la aceptación de terceros. Sin percatarme de la envergadura, de que un sencillo detalle, debería significar el más grande y el mejor de mis triunfos.

Estoy cansado de las justificaciones y excusas infectadas de desidia, carcomedoras de ímpetus, vehemencias y apasionamientos coherentes.

Estoy cansado  de adaptarme a respirar - inhalaciones y exhalaciones existenciales- con un oxigeno que repugna y ofende, uno que por su agresividad y efervescencia,  provoca un atragantamiento consciente de amargas bocanadas de aire contaminado, aire que calcina los conductos del júbilo, aire atiborrado de sinrazón, aire putrefacto con partículas envenenadas de indiferencia, irrumpiendo lascivamente mis entrañas, escudriñando y devorando, sistemáticamente, el candor, inocencia y pureza de mí mirada.

Estoy cansado de negociar con la pérfida y traicionera oscuridad. Su hegemónica e inverosímil lobreguez, antepone mí cada vez más languidecido deseo, por asimilar, la magnificencia de un nuevo amanecer. Me aterroriza la premisa, de haber perdido la capacidad de asombro sobre los detalles más pequeños, esos que alimentan y dan significado a toda una existencia, detalles portentosos que representan los obsequios más sublimes, como lo sería una sonrisa ausente de malicia, una palabra de auténtico apoyo, una mano que se regala plena o una caricia que me conecte a una realidad menos vergonzosa.

Estoy cansado de moverme bajo un ritmo cadencioso, enfermizo y dependiente a una estructura corrompida. Anhelo poder desfasarme de ese cansancio que limita, que  bloquea, que inhibe, que consume. Permanecer siquiera de pie se ha traducido en un esfuerzo extenuante, en fatiga  que me despoja de la practicidad en la búsqueda de cualquier sueño, de agotamiento crónico que aletarga los recuerdos  y adormece la esperanza.

Estoy cansado de que mí sacrificio y mí dolor se derrame inservible, sin propósito, sin contenido, sin sustancia, sin control, vertiéndose estrepitosamente como agua sucia en la coladera de la sumisión.

 

ENALTECIENDO EL CORAZÓN DEL HOMBRE

 

Estoy cansado de edificar grandes proyectos con planos anquilosados, atrofiados debido a una  mal lograda objetividad. La cristalización efectiva de todos ellos cae presa de un  autosabotaje indigno y pérfido. Me acompaña palmo  a palmo mi conspicua necedad por percibir un universo idealizado, a la medida, con la menor cantidad de embrollos en el camino, sin comprender que, mi entorno y todos los que en el habitan, forman parte de un cosmos impredecible, imperfecto, indisciplinado y soez, en el cual, mi humanidad entera, se funde inerte  y quebradiza, ante un  adversario  tan superior.

Estoy cansado de que el fruto de mi trabajo, se restrinja únicamente a una actividad física o mental. El hastío  de recrear idénticas sensaciones y experiencias laborales, por casi 20 años, han minado profundamente el abanico fulgurante de posibilidades, que tan meticulosamente había idealizado desde niño. Lo sé, regreso a mi constante estupidez por idealizar y pretender lo que quisiera que fuera, y no lo que realmente es, es decir: la  implacable crudeza de un paralelismo tangible. 

Estoy cansado de haber albergado, métodos infructuosos e ineficientes, habiéndome encarado tímidamente ante la voluptuosidad a mansalva con que el destino me pretendía premiar. Aludo a las concupiscencias de mi juventud, como una hoguera de brasas, ardiendo intempestivamente durante un prolongado lapso, claudicando, con extremo dolor, en innumerables batallas.

Estoy cansado de la melancólica y nostálgica melodía de un pasado espectral, no puedo conformarme a encasillar mis mejores años, a una simple unión de acordes y letras, de palabras o frases perdidas en el viento. Esas entrañables remembranzas me deberían impulsar, a convertirme en ese ser invicto e implacable,  que mi niñez reclama.

Estoy cansado de no encontrar la llave, que me permita abrir la cálida puerta de la tan deseada motivación, esa brillante chispa proveedora de misticismo espiritual que me impulse a seguir adelante, dándome la fortaleza necesaria para vencer a cualquier demonio del pasado, presente o futuro. Sin embargo, en algún punto esta cacofónica filosofía, solo he ocasionado, tristemente, y  con petulante sigilo, fomentar el desarrollo y apuntalamiento de un cáncer, que ha llegado a afectar dramáticamente, a todos y cada uno de mis sentidos, mis días, mis pasos, mis emociones, mis promesas, mis objetivos, mis deseos, mis pasiones, mis lealtades, mi nobleza, mi orgullo, mis sueños, mis esperanzas, mi devoción y mi fe.

La perenne y divina oportunidad de renacer, me abre armoniosamente los ojos a un nuevo camino, a una nueva visión de un todo, a entender y abanderar la idea, de que no puedo educar o reestructurar la razón y/o  el corazón de otro  ser humano, sin primero, trabajar en la consolidación de mi propio proyecto de vida. No es el tiempo en realidad el que me ha faltado, sino que yo mismo, le he faltado a él. De hoy en adelante, verteré nueva sangre en mis renovadas venas.

Revolucionaré mi pujante corazón, y el del mundo entero, cantando a los cuatro vientos:

 “Nunca más estaré cansado”.

 

Iván Alatorre Orozco

14-11-11

 

Visitas: 621

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Poesia, pensamientos y reflexiones. para añadir comentarios!

Participar en Poesia, pensamientos y reflexiones.

Comentario por Ivan Alatorre Orozco el noviembre 17, 2011 a las 2:32am

Un placer y un privilegio el haber llegado aun rincón de tú corazón querida Verona.

Comentario por VERONA el noviembre 17, 2011 a las 2:29am

HERMOSO ESCRITO... MARAVILLOSA... CULMINACIÓN.!!!

FELICITACIONES

ENCANTADA DE LEERTE

Comentario por Ivan Alatorre Orozco el noviembre 17, 2011 a las 1:32am

Hola amigos. Comentarles que hoy tendré que marcar en el calendario, como un día importante en mi naciente camino como escritor. Mi trabajo “Enalteciendo  el Corazón del Hombre” tuvo una buena aceptación dentro de la empresa que dirige Fernanda  Familiar (periodista, escritora y comunicadora mexicana). Ella misma aprobó primeramente su publicación en una sección de su página web, y dependiendo de la respuesta de la gente, promoverán el escrito a otros niveles. En cuanto tenga el Link se los hago llegar para que me echen la mano.

Muchas gracias de antemano, un abrazo con mucho cariño  para todos.

 

Iván

 

Comentario por Ivan Alatorre Orozco el noviembre 15, 2011 a las 11:35pm

Gracias Claudia por reflexionar junto conmigo respecto ala necesidad de llegar a ser uno mismo con la integridad y  fidelidad con la que nos debemos a la vida.

Un placer el poder coincidir contigo y un agradecimiento enorme por  tus palabras.

 

 

Comentario por Ivan Alatorre Orozco el noviembre 14, 2011 a las 11:59pm

Particularmente un agradecimiento especial a mis queridos amigos Jorge, Dannys, Alejandra Noemi, Rosmelia, Margarita y Zandokan, por entender  que vivimos sujetos a responsabilidades extraordinariamente complejas. El despertar cada mañana representa la oportunidad de sernos fieles a nosotros mismos. Quién diga que no se puede cambiar el mundo, está cayendo en un enorme error. Los sueños llegan hasta donde el horizonte de nuestra imaginación alcance.

 

Les mando un abrazo fraternal, con toda mi admiración y agradecimiento.

 

Iván

 

Comentario por Ivan Alatorre Orozco el noviembre 14, 2011 a las 11:50pm

Gracias Matilde por compartir tus palabras.

Comentario por Ivan Alatorre Orozco el noviembre 14, 2011 a las 11:47pm

Un millón de gracias amigo Lobo por tus elogios, los agradezco de corazón. 

 

Comentario por Ivan Alatorre Orozco el noviembre 14, 2011 a las 11:44pm

Gracias  Mari Ángeles por entender mi visión sobre un mundo que es sensible de ser cambiado por todos y cada uno de quienes lo habitamos. 

 

Comentario por Ivan Alatorre Orozco el noviembre 14, 2011 a las 11:41pm

Gracias a ti Diana por tomarte un tiempo y adentrarte en mi mundo.

Comentario por Ivan Alatorre Orozco el noviembre 14, 2011 a las 11:40pm

Mil gracias amada  por tus comentarios.

Si tienes cualquier duda, queja o sugerencia, contacta con las personas de la administración por mensaje privado.

Si te gusta el Bulldog Ingles y lo quieres con pedigrí y con todas las garantías. Clica en el botón.





Buscar en: Google
Buscar en: El desván del poeta

Antes de participar en ésta comunidad, lea estas normas.

Ésta comunidad a partir de hoy, día:11\02\2021 queda  nuevamente abierta a la lectura, tanto de los Blogs, como el foro o los diferentes grupos que existen y los videos, sin necesidad de verse obligada ninguna persona a registrarse, pero si se desea participar, tendrán que registrarse con su nombre, o con un Nick.

Recuerden que la página principal (Blog) es solo para publicaciones propias y han de llevar el nombre o seudónimo del autor o autora al final, el resto de publicaciones, (“copiadas y pegadas de la red”) al igual que todo lo que no tenga nada que ver con poemas, reflexiones, narraciones, etc... Han ir a los grupos, o al foro y, han de llevar también el nombre o seudónimo de su autor o autora, y en caso de no conocerlo, se pondrá: Autor desconocido, o bien: Desconozco el autor.

En ésta comunidad se respetan los derechos de cada autor y por tanto, todas las publicaciones han de ir al final de las mismas acompañadas del nombre o Nick de su autor o autora.

Desde la administración no podemos saber si en algún momento alguien comete plagio, por tanto si en algún momento alguien reclama alguna publicación como propia y demuestra que es suya, la administración no tendrá problemas en eliminar cuantas publicaciones sean necesarias.

La administración deja claro que las imágenes que sean usadas para adornar sus publicaciones, pueden tener derechos de autor y por tanto si en algún momento alguien reclama que se retiren una o determinadas imágenes por ser de su autoría, también serán retiradas ya que en esta comunidad ni se permite, ni se ampara el plagio de los trabajos de otras personas, ya sean escritos o imágenes.

P.D; Las normas impuestas por el administrador que las impuso por su cuenta, ya ha sido cesado de su cargo y por tanto, todas las normas que dictó sin consultar a la administración, quedan a partir de hoy, día: 11\02\2021 eliminadas por ser tan injustas como abusivas  ¡¡Nadie en ésta comunidad está obligado a publicar o comentar si no lo desea!!

ATT. La administración.

© 2022   Creado por Yoli.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio