Ya no soy la niña que veía el mundo a trabes de un cristal azulino, he crecido, y el paso inexorable del tiempo envejece junto a mi. He aprendido a saborear e incluso a disfrutar de ese sabor agridulce que conserva la vida.

 Acostumbrando el paladar de los días a no notar la sal que sazona la piel cuando se alza la marea de los sentimientos y nos abraza una lágrima que moja los puertos adormecidos del pensamiento en los brazos del recuerdo.

Se elevan  las olas de imágenes ya sepias que evocan el altar de todos mis muertos…

Se evaporan en el vaho de un lamento que no cesa de acudir al llamado liberador de la sonrisa con que golpean los portales de la conciencia.

Vuelven como desde lejos, teñidos de nostalgia y rompen en murmullos agrietados, la soledad de sus ausencias. De tantas ausencias.

Entona mi corazón un sin fin de melodiosas armonías donde danzan los momentos, los rostros y la algarabía…

Esa algarabía inconfusa, que me arrastra a una época en colores, los colores de la inocencia.

Allí sigue viva esa niña que fui.

Juega escondidas consigo misma y se sonroja al percibir que la observo sentada a los bordes del tiempo.

La veo blanca, la veo ausente, la veo ensimismada en un afán alquimista, ese que solo ella comprende.

Le habla a las mañanas, al sol tempranero, le habla a la lluvia que le enseña sus misterios.

Una niña que rompía con el molde absurdo de aquello que era “correcto”

La tildaron de autista, por no oír los consejos, arropada en sus vuelos.

La llamaron retraída por aislarse en su ingenio.

Por crear maravillas en el tapiz de sus sueños, le sellaron los ojos, le tapiaron los verbos.

Le indicaron la senda por donde era “prudente” alcanzar los anhelos.

Pero ella meditaba a solas con su silencio, porque este le hablaba de un concepto ambidiestro. Donde lo blanco era blanco, factible de oscurecerse en el “ego”,

Ese ego que reconocía como a un gigante pendenciero, que busca en los corazones hasta encontrar compañero que cultive la semilla de aquel que se siente “el primero”.

Ella sabe que el corazón solo es tierra…donde siembras con tu diestra y arrancas con tu siniestra. Solo es deber del intelecto, hallar buenas técnicas.

Apropiarse  del conocimiento para cultivar flores más bellas.

Le corresponde al alma discernir entre las  piedras de la dicotomía humana, qué semilla arrojar en cada parcela, por que es privilegio del espíritu, reconocer en su huerta, donde plantar cada semilla para que con menor esfuerzo, crezca.

Esa niña que volaba junto al ave majestuosa de la “paciencia” ,vislumbro desde lo alto la terquedad del que piensa que puede ver desde el suelo aquello que solo es del cielo.

Y se ahogaba en el hermetismo que la unía a sus libros. A  esos que con tanto amor reparaba, los munia de tapas nuevas, les curaba las heridas para que dejaran de sangrar sus letras.

No tenia por entonces, los recursos para adueñarse del intelecto en las páginas con olor a nuevo.

Ella tenía algo que llamaba “el descanso de los libros viejos”…

Un altar al que acudía en sus ratos de sosiego.

Aun lo conserva mi madre, aunque ya nadie les deja las flores de abrirlos al sol del respeto.

Ahora solo se inscriben entre sus “muertos”, que descansan al abrigo de una caja en el sector de recuerdos.

Ese sector de la casa donde habita el polvo y la arena de un reloj detenido en el suspenso.

Ahí me he llegado hoy…

Llevo décadas sin verlos, pero los llamo por su nombre y despiertan en mi, sus ecos.

Palabras adormecidas de tanto poeta y talento.

 

Es aquí donde me encuentro. Aquí donde deje sentadita a esa niña medio autista que me sonríe a lo lejos.

Ya no soy aquella niña que soñaba sueños buenos.

Ahora soy esa llama que se eleva desde adentro, donde duermen los fantasmas a los que supo perderles miedo.

He vuelto a casa…

Con las manos vacías pero el corazón siempre lleno.

Con una promesa marchita, a recobrar el aliento.

He vuelto a casa…y aun así, siento que no le pertenezco. He vuelto para encontrarme y retomar el sendero, aquel que supo sellarme quien me juro amor eterno.

Me tomare de la mano, me secaré llantos viejos, me abriré los ojos al asombro de ver la vida de nuevo.

Quiere dormir la siesta una tarde adolorida, y recuesta claridades tras el brocato de una cortina.

Descuida le digo a las fotografías, voy a guardar silencios, para no alterar el momento.

Derrama su cabellera de rizos dorados el sol y baña la tarde vieja para entibiar su corazón.

Un mundo de luces maestras despliegan su multicolor y me dibujan las pupilas de un cielo prometedor, donde germine la siembra de la mujer que soy hoy.

 

Alejandra Noemí Maldonado

Visitas: 373

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Poesia, pensamientos y reflexiones. para añadir comentarios!

Participar en Poesia, pensamientos y reflexiones.

Comentario por Teresa Ema el mayo 22, 2013 a las 2:40am

Que bello leerte.Trasmites toda esa nostalgia y recuerdos, donde nace y muere cada sentimiento.

Jugar con la niña que una vez fuiste pondra a tu ser en sintonia con el hoy que no esta marchito , solo duerme.Felicidades por tan bello mensaje que nos dejas.Un beso.

Teresa.

Comentario por TRINA MERCEDES LEÉ DE HIDALGO el mayo 21, 2013 a las 9:31pm

ALEJANDRA!, QUE BELLEZA DE PROSA, de redacciòn literaria, reminiscencias puras, añoranzas benditas que te llevan al reencuentro de tiempos pasados, de tu misma esencia y vivencias, de comparaciones con el presente y lo que encierran las viejas casas que un dìa dejamos para buscar nuevos horizontes. Ya cumpliste el reto de regresar, sentarte a pensar,  revivir, recordar,  llorar y ver la niña feliz e inocente que se adormece en las neuronas y corretea por las cercanìas de lo que es raìz. Te felicito, ya tuviste el valor, yo aun no lo capto, no me atrevo a regresar a los benditos espacios que dejè hace cinco años, cuando muriò mi esposo.

Un fraternal abrazo y gracias por compartir.

TRINA

Si tienes cualquier duda, queja o sugerencia, contacta con las personas de la administración por mensaje privado.

Si te gusta el Bulldog Ingles y lo quieres con pedigrí y con todas las garantías. Clica en el botón.





Buscar en: Google
Buscar en: El desván del poeta

Antes de participar en ésta comunidad, lea estas normas.

Ésta comunidad a partir de hoy, día:11\02\2021 queda  nuevamente abierta a la lectura, tanto de los Blogs, como el foro o los diferentes grupos que existen y los videos, sin necesidad de verse obligada ninguna persona a registrarse, pero si se desea participar, tendrán que registrarse con su nombre, o con un Nick.

Recuerden que la página principal (Blog) es solo para publicaciones propias y han de llevar el nombre o seudónimo del autor o autora al final, el resto de publicaciones, (“copiadas y pegadas de la red”) al igual que todo lo que no tenga nada que ver con poemas, reflexiones, narraciones, etc... Han ir a los grupos, o al foro y, han de llevar también el nombre o seudónimo de su autor o autora, y en caso de no conocerlo, se pondrá: Autor desconocido, o bien: Desconozco el autor.

En ésta comunidad se respetan los derechos de cada autor y por tanto, todas las publicaciones han de ir al final de las mismas acompañadas del nombre o Nick de su autor o autora.

Desde la administración no podemos saber si en algún momento alguien comete plagio, por tanto si en algún momento alguien reclama alguna publicación como propia y demuestra que es suya, la administración no tendrá problemas en eliminar cuantas publicaciones sean necesarias.

La administración deja claro que las imágenes que sean usadas para adornar sus publicaciones, pueden tener derechos de autor y por tanto si en algún momento alguien reclama que se retiren una o determinadas imágenes por ser de su autoría, también serán retiradas ya que en esta comunidad ni se permite, ni se ampara el plagio de los trabajos de otras personas, ya sean escritos o imágenes.

P.D; Las normas impuestas por el administrador que las impuso por su cuenta, ya ha sido cesado de su cargo y por tanto, todas las normas que dictó sin consultar a la administración, quedan a partir de hoy, día: 11\02\2021 eliminadas por ser tan injustas como abusivas  ¡¡Nadie en ésta comunidad está obligado a publicar o comentar si no lo desea!!

ATT. La administración.

© 2021   Creado por Yoli.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio