PROMESAS -Inspiración visual 196- (Imagen B)

 

     

 

   Me crié con mi madrina de bautizo porque mi madre falleció al darme a luz y mi padre por cuestiones de trabajo no podía dedicarse a mí tanto tiempo como hubiera deseado según palabras  de Madrina como yo la llamaba. Una o dos veces al mes, papá venía a verme cargado de regalos; de forma paulatina sus visitas se fueron espaciando de tal manera que ya no añoraba su ausencia y dejé de creer en sus promesas de llevarme a vivir con él y su nueva familia. Papá había vuelto a casarse hacía tiempo y tenía dos hijos que, sin lugar a dudas, eran su prioridad.

   Madrina no me tenía desatendida, mi padre le enviaba un dinero para mi manutención y escolaridad mensualmente, Nunca supe el importe de esos ingresos; Madrina llevaba las cuentas y a mí no me faltaba de nada.

   Cuando cumplí nueve años, Madrina me dijo que ya hacía dos que, según la iglesia yo ya tenía uso de razón y que, por lo tanto, debía contribuir al mantenimiento del hogar, si me había dado esos dos años de margen era por su alma bondadosa..

   -¿Y qué tengo que hacer? -pregunté-

   -A partir de mañana -comenzó diciendo- te levantarás a las seis para que te dé tiempo a llegar al colegio después de hacer el reparto.

   -¿Qué reparto? -inquirí-

   -¡Pareces tonta Maquia! El de las hortalizas que cultivamos. Le he prometido a Don Timoteo (el párroco del pueblo) que mañana sin falta tendría en la sacristía todo lo que me ha pedido, ya sabes, tomates, pepinos y demás; también he prometido para mañana otros seis encargos que nos reportarán beneficios; bueno aquí tienes la lista, prepáralo todo cuánto antes, luego cenamos y a dormir que mañana tienes que madrugar.

   -Pero Madrina, ¿Cómo voy a llevar todo eso y mis libros?

   -En el cobertizo hay una carretilla que puedes utilizar, te doy mi permiso y ahora espabila, bonita.

   De esa manera, carretilla en ristre me pasé siete años durante los cuales mis manos encallecieron y mi alma se endureció. Mi padre hacía caso omiso a mis lamentos y Madrina repetía incesantemente que a nadie le mata un poco de trabajo y además me tenía bien atendida.

   -Esclavizada es lo que me tienes -le dije un día-. Hasta las velas que prometes a los santos tengo que ir a ponerlas yo. A ver cuando empiezas a cumplir tus promesas y si no eres capaz, no las hagas.

   Aquel día salí dando un portazo y me fui a galopar con Baraka, la yegua que me había regalado mi padre dos años antes; trotar con ella era mi único momento de expansión y libertad. Una de mis compañeras de clase me pedía insistentemente que le dejara montar en mi yegua y mis negativas eran tan repetitivas como sus peticiones. Comenzó a hacerme la vida imposible, me insultaba en cuánto me veía y, en más de una ocasión llegó a ponerme la zancadilla pero yo seguí sin acceder a sus pretensiones. Baraka era mía y de nadie más.

   Cuando regresé a casa, Madrina me dijo que quería hablar conmigo y nos sentamos en la salita, tomó una de mis manos entre las suyas y comenzó a decir:

   -Verás, Maquia, he estado pensando en todo lo que me has dicho y llevas razón, a partir de hoy yo cumpliré mis promesas, sólo hay una que hice cuando tenía poco más o menos tu edad y que ahora me siento incapaz de cumplir porque soy muy mayor, te prometo que será la última que te pediré.

   -Y ¿De qué se trata esta vez? -pregunté quitando mi mano de entre las suyas-

   -Yo tuve un novio y los dos estábamos muy enamorados, prometió casarse conmigo si, a cambio, yo le prometía que el día de su cumpleaños iría a buscarle a su pueblo montada a caballo y desnuda. Se lo prometí pero no fui capaz de hacerlo por considerarlo escandaloso. Así pues, al no cumplir mi promesa, él se eximió de la suya. Es lo último que te pido. ¿Lo harás? ¡Por favor, te lo ruego!

   -¿Te has vuelto loca o qué?

   -Maquia, bonita, sólo quiero que mi alma descanse en paz. ¡Haré lo que me pidas a cambio, cualquier cosa! ¡Por favor, por favor!

   -¿Tú eres consciente de lo que me estás pidiendo? Las consecuencias, para mí, serán nefastas en el pueblo, en el colegio y con mi padre. ¡Estás mal de la chaveta!

   Me fui a mi habitación dejándola arrodillada y hecha un mar de lágrimas. No dormí en toda la noche; me levanté como de costumbre, me dirigí al establo y ensillé a Baraka, no hice el reparto habitual ni dejé el desayuno preparado para Madrina. Me fui a ver a mi enemiga acérrima que, como siempre, estaba sola bañándose en la alberca.

   -Quiero hablar contigo -dije sin desmontar- Esta situación es insostenible y quiero zanjar nuestras diferencias.

   -¿Qué propones? -preguntó mientras salía del agua-

   -Te dejaré montar en mi yegua con tres condiciones: La primera es que tendrás que recorrer el trayecto desde mi establo hasta el pueblo vecino y volver.

   -¡Genial! -exclamó entusiasmada-

     -La segunda -continué- es que tienes que hacerlo sin montura y desnuda.

    -¿Quéééé?

   -¡Ya sabes, quien algo quiere, algo le cuesta!

   -Está bien. Pero … ¿Puedo saber por qué?

   -He hecho una promesa. Te espero esta tarde en mi establo cuando empiece a caer el sol, si no vienes no tendrás otra oportunidad.

   -¡Allí estaré!

   -Hoy no voy a ir a clase, Madrina no se encuentra bien, la profesora ya lo sabe y otra cosa, mi tercera condición es que tengas muy presente que esta conversación nunca ha tenido lugar o no te dejo a Baraka, de todas maneras no te iba a creer nadie.

   -¡Mis labios están sellados! ¡Hasta la tarde!

   Regresé a casa, Madrina seguía acostada y de un brinco salté sobre su cama, se despertó sobresaltada y sin darle tiempo a reaccionar le dije:

   -Esta tarde verás cumplida tu promesa pero a cambio, tienes que prometerme algo.

   -Lo que quieras -exclamó de inmediato mientras se incorporaba-

   -¡Prométemelo!

   -Te lo prometo, te lo juro. ¡Lo que quieras!

   -A mi regreso quiero encontrarte muerta. Tienes la ventaja de elegir la manera de morir y esta promesa la vas a cumplir a rajatabla porque si la tengo que llevar a cabo yo como todas las tuyas, lo haré sin miramientos.

   -No le dí tiempo a reaccionar y salí de la habitación dejándola encerrada con llave y a través de la puerta grité:

   -¡Cumple!

   Pasé el resto del día en el establo dando de comer a Baraka y cepillándola con esmero hasta que llegó la ansiosa por galopar con mi yegua sujetándose a sus crines. Tal y como habíamos acordado se desnudó y dejó la ropa sobre el heno para acto seguido salir a galope tendido. Acto seguido me dirigí a la habitación de Madrina, y dije en voz baja:

  - ¡Me voy!

 No respondió y alcé la voz: ¡Que me voy!

 Al seguir sin respuesta me acerqué a la cama y pude comprobar que estaba muerta. De inmediato salí de la casa, cogí la bicicleta y me fui a avisar al médico del pueblo que no hizo más que certificar el acta de defunción por causas naturales. Al mismo tiempo vino el mozo de cuadras diciendo que alguien se había llevado a Baraka y que había dado parte a la policía. Detuvieron a la encuerada amazona, la acusaron de exhibicionismo, escándalo público y, por supuesto, de hurto. Nadie la creyó cuando dijo que yo se la había dejado porque todos en el pueblo sabían de mis constantes negativas y de su inquina hacia mí. Al ser menor de edad, sus padres tuvieron que hacerse cargo de la multa e indemnización que me corresponde, me va a venir muy bien ahora que empiezo una nueva vida con mi padre y en el instituto.

   He decidido que voy a cambiar el orden de mis apellidos porque el de mi padre es muy vulgar y el de mi madre imprime carácter. Estoy deseando que llegue mi primer día de clase para que cuando el profesor, al pasar lista pronuncie mi nombre en voz alta:

   -¡Maquia Vélica!

   Todos me oigan responder con orgullo:

   -¡Presente!

 

              21-Junio-2021

Visitas: 33

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Poesia, pensamientos y reflexiones. para añadir comentarios!

Participar en Poesia, pensamientos y reflexiones.

Comentario por Consuelo Labrado el julio 17, 2021 a las 5:13pm

Muchas gracias Maggi por esa estrellita de favorito que dedicas a mis letras.

Saludos

Consuelo

Comentario por Consuelo Labrado el julio 17, 2021 a las 5:12pm

Hola Celeste: Una mente maquiavélica a más no poder, en la vida real hay personas muy retorcidas aunque buscar los motivos que les conducen a actuar de según qué manera es complicado porque habría que ponerse en la mente de la otra persona y yo no soy capaz de imaginarme urdiendo semejante plan; eso lo dejo en manos de los personajes que me invento pero de la letra impresa no salen.

Gracias a tí por dejar tu tarjeta de visita.

Un abrazo

Consuelo

Comentario por celeste hernandez el julio 17, 2021 a las 4:56am

¡Que mente más enferma! Seguramente su carácter se forjó por falta de amor,las promesas incumplidas, la desatención...y pensar que en la vida real si hay mentes así...Consuelo felicidades porque logras meter el lector a la trama. Gracias por compartir. Celeste.

Comentario por Consuelo Labrado el julio 10, 2021 a las 9:17pm

Gracias Patricia.

Consuelo

Si tienes cualquier duda, queja o sugerencia, contacta con las personas de la administración por mensaje privado.

Si te gusta el Bulldog Ingles y lo quieres con pedigrí y con todas las garantías. Clica en el botón.





Buscar en: Google
Buscar en: El desván del poeta

Antes de participar en ésta comunidad, lea estas normas.

Ésta comunidad a partir de hoy, día:11\02\2021 queda  nuevamente abierta a la lectura, tanto de los Blogs, como el foro o los diferentes grupos que existen y los videos, sin necesidad de verse obligada ninguna persona a registrarse, pero si se desea participar, tendrán que registrarse con su nombre, o con un Nick.

Recuerden que la página principal (Blog) es solo para publicaciones propias y han de llevar el nombre o seudónimo del autor o autora al final, el resto de publicaciones, (“copiadas y pegadas de la red”) al igual que todo lo que no tenga nada que ver con poemas, reflexiones, narraciones, etc... Han ir a los grupos, o al foro y, han de llevar también el nombre o seudónimo de su autor o autora, y en caso de no conocerlo, se pondrá: Autor desconocido, o bien: Desconozco el autor.

En ésta comunidad se respetan los derechos de cada autor y por tanto, todas las publicaciones han de ir al final de las mismas acompañadas del nombre o Nick de su autor o autora.

Desde la administración no podemos saber si en algún momento alguien comete plagio, por tanto si en algún momento alguien reclama alguna publicación como propia y demuestra que es suya, la administración no tendrá problemas en eliminar cuantas publicaciones sean necesarias.

La administración deja claro que las imágenes que sean usadas para adornar sus publicaciones, pueden tener derechos de autor y por tanto si en algún momento alguien reclama que se retiren una o determinadas imágenes por ser de su autoría, también serán retiradas ya que en esta comunidad ni se permite, ni se ampara el plagio de los trabajos de otras personas, ya sean escritos o imágenes.

P.D; Las normas impuestas por el administrador que las impuso por su cuenta, ya ha sido cesado de su cargo y por tanto, todas las normas que dictó sin consultar a la administración, quedan a partir de hoy, día: 11\02\2021 eliminadas por ser tan injustas como abusivas  ¡¡Nadie en ésta comunidad está obligado a publicar o comentar si no lo desea!!

ATT. La administración.

© 2021   Creado por Yoli.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio